Cómo generar menos ozono y protegerse de ese gas

El funcionamiento de vehículos, y en el hogar el uso de aparatos, aditamentos y productos, generan 70 por ciento de los compuestos del ozono.
El funcionamiento de vehículos automotores y el uso de aparatos, aditamentos y productos en el hogar generan 70 por ciento de los compuestos del ozono, gas que en altas concentraciones afecta la salud.
El funcionamiento de vehículos automotores y el uso de aparatos, aditamentos y productos en el hogar generan 70 por ciento de los compuestos del ozono, gas que en altas concentraciones afecta la salud. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Por las condiciones climatológicas características de esta época del año, se considera que desde marzo pasado la Ciudad de México está en temporada de ozono.

Este gas incoloro, en altas concentraciones hace sentir su presencia en el aire, ya que provoca ardor de ojos e irritación en la garganta, y puede activar un episodio de asma en personas que la padecen.

Debido a que vehículos y hogares producen cerca de 70 por ciento de los compuestos que producen el ozono, la Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal recomienda:

– Limitar el uso del vehículo; compartir el auto; usar el transporte público en distancias cortas, bicicleta o caminar.

– No llenar el tanque de gasolina hasta el tope.

– Mantener en buenas condiciones mecánicas tu vehículo, incluida la presión adecuada de los neumáticos.

– Llenar el tanque de tu vehículo por la tarde o noche.

– Usar pintura y productos de limpieza con bajas emisiones de compuestos orgánicos volátiles.

– No quemar basura o desechos al aire libre.

– Apagar el calentador de agua cuando no lo uses.

– Utilizar estufa y calentador de agua con encendido electrónico.

– Revisar fugas de gas en tu tanque y en instalaciones domésticas e industriales.

– Verificar tu automóvil. 

Efectos del ozono en las personas

De acuerdo con la Sedema, científicos han demostrado que el ozono está vinculado a un aumento en el número de ataques de asma, enfermedades respiratorias, visitas a la salas de emergencias y al hospital.

En casos extremos, según la dependencia, se ha vinculado el incremento de ozono a la muerte prematura.

"Este contaminante puede ser particularmente dañino para los niños, los adultos mayores y esas personas con enfermedades del pulmón como el asma y la bronquitis".

Aun cuando no percibas molestias, al exponerte a altas concentraciones de ozono en periodos cortos, tus pulmones pueden experimentar una leve reducción en la capacidad pulmonar.

Las personas más sensibles al ozono son los niños, adultos mayores y personas asmáticas y con problemas respiratorios.

Tus mascotas también sufren los daños por el ozono, así que evita los paseos en las horas de máxima concentración. 
Además de mantenerse informado sobre los niveles de contaminación durante el día, la Sedema recomienda para protegerse de los efectos de la alta concentración de ozono:

– Evitar el ejercicio al aire libre entre las 12:00 y las 19:00 horas.

– En las escuelas evitar que los niños realicen ejercicio dentro de ese mismo horario.

- No fumar ni exponerse a humo de cigarro en espacios cerrados.

– Si padeces asma o problemas respiratorios, evita exponerte innecesariamente en las horas de mayor concentración de ozono.

– Si eres sensible al ozono, permanece en interiores cuando los niveles de ozono sean elevados. Esto puede reducir hasta 80 por ciento la exposición.

– Si experimentas molestias graves acude a tu médico.