Pese a advertencia, CNTE expande su plantón

Con casas de campaña, carpas y lonas, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación se instalan en toda la explanada del Monumento a la Revolución.

Ciudad de México

Decenas de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación han comenzado a instalarse para ampliar el plantón a toda la explanada del Monumento a la Revolución con casas de campaña, carpas y lonas, incluso muchos de ellos han sacado anafres, cazuelas y comida.

La mayoría de estas casas de campaña son para dos personas máximo y son nuevas, y en ellas ya hay personas descansando.

Mientras tanto, el mitin están en Paseo de la Reforma para definir la comisión que irá a la Secretaría de Gobernación para reactivar las mesas de diálogo.

Hasta el momento, los integrantes de la CNTE ocupan los costados del Monumento a la Revolución y comienzan a invadir la explanada principal, cerca de la fuente, pese a las advertencias del gobierno capitalino de que no permitiría que se ampliara el plantón, como tampoco una concentración en el Zócalo.

Sobre avenida Plaza de la República hacia Insurgentes, el campamento se amplía frente a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

GDF, en diálogo con comercios afectados por plantón

El Gobierno del Distrito Federal mantendrá comunicación con los comercios ubicados en las inmediaciones del Monumento a la Revolución para brindarles apoyo por el reforzamiento del campamento de la CNTE.

Estarán pernoctando en la ciudad alrededor de 5 mil integrantes de la coordinadora por lo que sí crecerá la concentración ubicada en la parte posterior al monumento, dijo Miguel Ángel Mancera, mandatario capitalino.

"La Ciudad de México estará ya con el secretario de Economía en comunicación. En estos días estará en comunicación con todos los empresarios de la zona que se ve afectada precisamente por esta concentración masiva. Esa es una tarea que ya tiene el secretario Chertorivski", expresó.

Reiteró que no se permitirá la llegada de los maestros al Zócalo y dijo que el gobierno capitalino no interferirá en el diálogo que se mantiene entre la Secretaría de Gobernación y la CNTE.

Aseguró además que se está trabajando de manera cercana con el magisterio disidente a través de los concertadores políticos de su administración y con la Secretaría de Gobernación para saber cuáles son las expectativas del movimiento.

"Vamos a buscar que no haya interferencia con el Zócalo capitalino, estaremos muy pendientes de que no haya tampoco afectación ni a los ciudadanos ni a los inmuebles de la ciudad, entendemos que hay una protesta y una manifestación. Creemos que se pudiera dar así con los cauces que se están marcando y como lo anunciaron ellos mismos que habría una manifestación pacífica", señaló.