Pierden en el Metro desde teléfonos hasta muertos

El Sistema de Transporte Colectivo recolectó en 2015 más de 2 mil artículos extraviados en las 12 líneas; 80% fueron devueltos a sus propietarios.
Luego de un año, los objetos que sean funcionales son donados  a una institución de asistencia social.
Luego de un año, los objetos que sean funcionales son donados a una institución de asistencia social. (Especial)

México

El Sistema de Transporte Colectivo Metro recolectó más de 2 mil artículos extraviados en las 12 líneas, entre las que se encuentran dos urnas con cenizas mortuorias.

De acuerdo con información difundida por el organismo, en 2015 se logró devolver 80 por ciento de los enseres perdidos a sus propietarios.

En la Oficina de Resguardo, ubicada en la estación Candelaria de la Línea 4, destacan credenciales del Instituto Nacional Electoral, identificaciones laborales, licencias de manejo, teléfonos celulares, pasaportes, mochilas y libros.

Además, se atendió de forma personal y vía telefónica a dos mil 500 usuarios, quienes preguntaron sobre algún documento o pertenencia que extraviaron en trenes, andenes, pasillos, zonas de taquilla o torniquetes de alguna de las 195 estaciones.

Una de las urnas perdidas en el Metro es color café y está marcada con el nombre del difunto en una placa en la que se lee "Señor Gustavo Guerra Orduña" y tiene grabadas tres espigas de trigo.

La otra es más pequeña, del mismo color que la anterior pero no tiene nombre, únicamente un ángel de metal y dos corazones rosas a los costados.

La Oficina de Resguardo es la encargada de conservar las pertenencias que los viajeros del Metro pierden dentro de las instalaciones, mismas que al ser ubicadas por usuarios o por personal del STC son canalizados a las jefaturas de estación, posteriormente a las coordinaciones de línea y de ahí al espacio de objetos perdidos, creado en 1980. Originalmente esta oficina se encontraba en Pino Suárez y en 1996 fue trasladada a su ubicación actual.

Prótesis dentales, muletas, carriolas para bebés, "diablitos" de carga, un contenedor para mascota, por citar ejemplos, son algunos de los enseres atípicos almacenados, así como las dos urnas con cenizas mortuorias que están a la espera de ser identificadas y reclamadas por algún familiar.

Para recuperar las pertenencias solo es necesario presentarse a la oficina con una identificación oficial vigente y describir con exactitud el objeto perdido.

El servicio que presta la oficina de objetos extraviados no cobra por ninguno de sus servicios. A diario reciben los que son encontrados en vías, vagones y andenes, luego de que permanecieron hasta tres días sin ser reclamados en la estación donde fueron localizados.

Las estaciones donde más se pierden cosas son Pino Suárez, Balderas, Hidalgo, Indios Verdes, Cuatro Caminos y Tasqueña.

Al pasar un año los objetos perdidos que sean funcionales son donados a una institución de asistencia social.