Piden castigo a funcionarios, no para los contribuyentes

Édgar Amador, secretario de Finanzas del Distrito Federal, dice que cuando tengan el diagnóstico de las fallas calcularán el monto que tendrá que destinarse para la rehabilitación y se verá cómo ...
El gasto de los recursos está justificado, dijo Amador.
El gasto de los recursos está justificado, dijo Amador. (Jorge Carballo)

México

El secretario de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal, Édgar Abraham Amador, informó que planteará a la Secretaría de la Función Pública: "Castíganos por no documentar, pero no castigues a los contribuyentes por culpa de un funcionario que no documentó bien".

Con ello, el funcionario se refirió a los 489 millones de pesos asignados para la Línea 12 del Metro, que la dependencia federal pretende le sean reintegrados, porque no considera satisfactoria la comprobación del gasto.

En entrevista, Amador Zamora rechazó que sea asunto de "voluntad política" de la Función Pública dar por comprobados esos recursos.

"Son criterios estrictamente técnicos", afirmó; sin embargo, "queremos sentarnos de buena fe y en buena lid con las dependencias federales para exponer nuestro caso."

El funcionario capitalino reafirmó que los 489 millones de pesos que reclama la Función Pública quedaron en obras de la Línea 12 del Metro, de lo cual esa secretaría tiene comprobación absoluta, pero el gasto de los recursos no fue documentado de manera apropiada.

Aseguró que es obligación de la Secretaría de Finanzas local defender el dinero de los capitalinos, por lo que espera plantear a la SFP que "no es justo que los contribuyentes de la Ciudad de México sufraguen la insuficiencia de un funcionario que no documentó de manera adecuada, pero es un asunto de documentación, de cómo se protocolizó el gasto".

Amador Zamora dijo también que una vez que se tenga el diagnóstico de la fallas de la Línea Dorada se calculará el monto que tendrá que destinarse para la rehabilitación y se verá cómo sufragarlo, porque tendrá un impacto en las finanzas.

"Entonces, tenemos que cuidar los recursos para garantizar que la línea regrese a operación lo más pronto posible."

Reiteró que el gasto de los recursos citados está justificado, "el asunto es que no está bien registrado; entonces, no debería haber ningún reintegro".

El secretario de Finanzas reconoció que en situaciones de esta índole, el funcionario público tiene que observar la norma, tiene que conocerla; "incluso, desconociéndola, no está exento de responsabilidad".

Recordó que los 489 millones se entregaron al consorcio constructor de la Línea 12 del Metro para obras complementarias, pero no se pudieron prever en un contrato formalizado, conforme a las reglas de la Función Pública, porque el proyecto se basó en un contrato "a precio alzado", es decir, fijo en sus tres componentes: volumen, tiempo y monto.

"Fuera de eso, el contrato no puede amparar otro monto; entonces, por eso se lleva la figura de reconocimiento del adeudo", el cual no es satisfactorio para la SFP y que en este caso utilizó Proyecto Metro como unidad responsable del gasto, cuyo director era Enrique Horcasitas, "responsable de firmar".

Amador refirió también que el Comité del Fondo Metropolitano, origen de esos recursos federales, aprueba el destino de los presupuestos para los proyectos, y en el caso de la Línea 12 se asignó al Proyecto Metro, que era la unidad que llevaba a cabo la ejecución de ese proyecto.