Pese al granizo y al tráfico, familia busca cumplir manda

Durante medio año, José Luis López, estuvo desempleado; trasencomendarse al Señor de Chalco prometió visitarlo. Cuando se dispuso a cumpliruna granizada cayó en la autopista.
Tráfico en la entrada a la autopista México-Toluca
Tráfico en la entrada a la autopista México-Toluca ( @gabyberho)

Ciudad de México

A las dos de la mañana la familia López abordó su vehículo para emprender un recorrido desde Tacuba al municipio mexiquense de Ocuilan para cumplir una manda; la hazaña se convirtió en una odisea en medio de tráfico y granizo.

Para el mediodía, José Luis López aún no cumplía la promesa que le hizo al Señor de Chalma: visitarlo en Jueves Santos y agradecerle por concederle trabajo tras estar medio año desempleado.

“Nosotros nos encomendamos al Señor de Chalma, dicen que es muy milagroso y cumplió”, dijo José Luis López.

La familia López  aun no llegaba a la primera caseta de cobro y a pesar de la larga fila de vehículos que avanzaba a vuelta de rueda, decidieron no quitar el dedo del renglón y continuar el lento viaje hacia Ocuilan para cumplir la promesa.

“Por eso vamos a agradecerle, pero llevamos muchas horas aquí en el tráfico”, compartió José Luis López.

Para sobrellevar la situación, la familia López aprovecho un alto obligado por el tráfico para tomar un descanso; José Luis pidió el paso y estacionó su coche en el acotamiento.

Detenidos en frente del centro comercial Santa Fe en la delegación Cuajimalpa, los López sacaron de una mochila tortas que prepararon una noche antes y café que llevaban en un termo; el tema de la sobremesa seguía siendo el tráfico y el peculiar escenario que el granizo dio durante la madrugada.

Después del almuerzo, la familia López volvió al interior del automóvil; José Luis al volante pidió el paso y se incorporó a la autopista. Aunque llevaban medio día de viaje, el cumplimiento de la manda apenas comenzaba: todavía faltaba llegar a la iglesia y caminar de rodillas al altar.