Rueda en la fiesta nocturna de jueves en calles del DF

Paseo Submarino es un recorrido de 13.5 kilómetros por vías principales de la ciudad, que espera el encuentro de 3 mil ciclistas, un festejo con disfraces del mundo acuático.
Centenares de ciclistas se preparan para el Paseo Submarino que se rodará este jueves en la noche en vías principales de la Ciudad de México.
Centenares de ciclistas se preparan para el Paseo Submarino que se rodará este jueves en la noche en vías principales de la Ciudad de México. (Tomada de Facebook)

Ciudad de México

Lo que hace unos cuatro años fue un encuentro de algunos entusiastas ciclistas, hoy esa convivencia mensual en dos ruedas puede convocar a unas 3 mil personas a pedalear este jueves por principales vías de la Ciudad de México, en el Paseo Submarino, fiesta  nocturna cercana a cumplir el medio centenar de ediciones.

El tema acuático, inspirado en la época de lluvias que se vive, invita a que los participantes porten disfraces o aditamentos alusivos al mundo submarino. Lo mismo se espera ver a Aquaman que a Nemo o Neptuno, o pedalistas con visor y esnórquel, en el punto de partida, el Monumento a la Revolución, a las 20:00 horas.

Lo importante es estar, porque a final de cuentas, la iniciativa que provino de grupos de ciclistas –existen ya unos 80 en esta ciudad–, la ha hecho suya la gente que solo tiene el deseo de participar, dijo en entrevista Paola Gómez, integrante de la organización Paseo de Todos.

Lo destacable de este encuentro ciclista es que se trata de “un paseo familiar apto para todos los niveles de destreza en bici, que es seguro, va mucha gente y afortunadamente nunca hemos tenido un accidente, salvo caídas leves”, dijo.

Fiesta sobre dos ruedas

Gómez explicó que el Paseo Submarino “es una fiesta sobre dos ruedas; el tema lleva un nombre atractivo para que la gente vaya disfrazada y llevamos bocinas para tener música ad hoc al tema”.

El propósito de Paseo de Todos es recuperar el espacio de manera divertida, pacífica, demostrar que las calles no son solo para que transiten automóviles; son también para convivir, para el esparcimiento, el ejercicio, la convivencia familiar y el fortalecimiento de los lazos sociales.

Y en ese cometido “ponemos nuestro grano de arena”, comentó la ciclista, quien destacó que la organización de este tipo de eventos la ha hecho posible solo la sociedad civil, “puro voluntariado”, y se cuenta con el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal para hacer los cortes viales que faciliten y hagan más seguro el paso de los pedalistas.

Dijo haber visto un proceso de quienes se han acercado a este tipo de encuentros meramente recreativos.

Quizá van un domingo al paseo ciclista en Reforma, luego a un Paseo de Todos, algunos se integran a algún grupo y se convierten en ciclistas urbanos.

Recomendación

Paola Gómez recordó la recomendación que se hace a los participantes en cada rodada, para que lleven su bicicleta en buen estado, con las llantas bien infladas, los rines ajustados, cámara de refacción, luces o reflejantes, y como es probable la presenciad de lluvia, que lleven impermeable y una bolsa de plástico para guardar objetos personales como celular y cartera, entre otros.

La ciclista hizo notar otro fenómeno que conlleva este tipo de convocatorias, ya que muchos de los asistentes se van encontrando en su camino hacia el punto de partida y conforman pelotones que denominan “bicibuses”, de hasta 100 personas, que provienen de los diferentes puntos cardinales de la metrópoli.

El recorrido

El recorrido consta de aproximadamente 13.5 kilómetros y se calcula la conclusión del circuito alrededor de las 23:00 horas.

Los ciclistas partirán del Monumento a la Revolución hacia Puente de Alvarado, por donde seguirán hasta incorporarse al Paseo de la Reforma, vialidad por la que circularán hasta la glorieta de la Diana Cazadora.

Ahí el contingente dará vuelta hacia avenida Chapultepec, por donde seguirá hasta avenida Cuauhtémoc y se dirigirá hacia el sur hasta la calle de Coahuila y se hará una pausa en el parque Ramón López Velarde.

En ese sitio comenzará el trayecto de regreso, sobre Coahuila, para incorporarse en Monterrey hacia el norte hasta el Ángel de la Independencia, en Reforma, y continuará sobre esta vía hasta Plaza de la República, que desemboca nuevamente en el Monumento a la Revolución.