Niegan libertad a panistas encarcelados en Brasil

Sergio Eguren y Rafael Medina, ex funcionarios de la delegación Benito Juárez, están en un penal en el municipio de Pacatuba, a donde los llevaron luego de que fueron detenidos en Fortaleza.
Israel Eguren, a la izquierda en la foto, viajó a Brasil durante sus vacaciones.
Israel Eguren, a la izquierda en la foto, viajó a Brasil durante sus vacaciones. (Tomada de Facebook)

Río de Janeiro

La justicia brasileña negó hoy la salida de prisión a los cuatro mexicanos encarcelados en la ciudad de Fortaleza, entre ellos a Sergio Eguren y Rafael Medina, ex funcionarios de la delegación Benito Juárez, informó uno de sus abogados.

Xavier Olea, defensa legal de los ex funcionarios, dijo el lunes que este viernes Sergio Eguren y Rafael Medina podrían dejar la cárcel, tras pagar una fianza.

Los abogados defensores de los cuatro mexicanos encarcelados en el Instituto Penal Francisco Hélio Viana de Araújo habían pedido su libertad condicional, pero la justicia del estado de Ceará, cuya capital es Fortaleza, "no aceptó la petición".

La medida de encarcelamiento afecta a Rafael Miguel Medina Pederzini, Sergio Israel Eguren Cornejo, Ángel Rimak Eguren Cornejo y Mateo Codinas Velten.

El abogado del gabinete Wilson, Mirza e Advogados, Andrea Mirza, dijo que estudian "varias posibilidades para recurrir, entre las que se encuentra presentar un nuevo hábeas corpus en el Tribunal Superior de Justicia de Brasilia".

Indicó que una de las causas que el juez aduce para negar la libertad de los cuatro mexicanos detenidos es el riesgo de que se fuguen.

"Es una noticia mala, sin duda", agregó Mirza, quien trabaja en uno de los dos gabinetes de abogados de Brasil que representan a los mexicanos.

Los abogados brasileños de los cuatro mexicanos habían presentado un pedido de libertad que fue negado en primera instancia el pasado miércoles y que fue confirmado hoy en segunda instancia por el Tribunal de Justicia del estado de Ceará.

Los abogados defensores habían alegado en su hábeas corpus que no había elementos que justifiquen el mantenimiento en prisión de los mexicanos y que la decisión de encarcelarlos preventivamente se trataba de una medida "innecesaria e ilegal".

A los mexicanos se les imputa el delito de agresión, tipificado en el artículo 146 del Código Penal brasileño, en un incidente que se produjo el 29 de junio.

La prensa brasileña sigue con interés este caso y adelantó que podría darse una "condena ejemplar" a los mexicanos que iría desde cinco años (si son condenados por lesión corporal) a 20 años si el tribunal estima que hubo tentativa de homicidio.