Repliegan a encapuchados en Palacio Nacional

Elementos de la Policía Federal y del Estado Mayor dispersaron al grupo de personas que pretendía irrumpir en el inmueble; al menos tres personas fueron detenidas y siete resultaron lesionadas.

Ciudad de México

Elementos de la Policía Federal llegaron a Palacio Nacional, donde junto con integrantes del Estado Mayor Presidencial lograron replegar al grupo de jóvenes, la mayoría encapuchados, que pretendía irrumpir en el edificio.

Los elementos federales ingresaron minutos antes de las 23:00 horas por el costado izquierdo del edificio y lograron hacer una valla frente al portón para resguardarlo.

Sin embargo, ante la presencia aún de los manifestantes integrantes del Estado Mayor Presidencial abandonaron su posición y lograron dispersarlos.

Las vallas metálicas que habían sido retiradas por los encapuchados y con las que golpearon el portón de madera para intentar ingresar al inmueble fueron reinstaladas para resguardar el edificio.

Al menos tres personas fueron detenidas por los actos vandálicos y siete personas resultaron lesionadas, entre ellos un elemento federal.

Miles de personas habían marchado desde la PGR a la plancha del Zócalo capitalino para demandar justicia para los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

La marcha se había mantenido pacífica y en la Plaza de la Constitución, donde se realizó un mitin en el que denunciaron que el gobierno federal dio la hipótesis de que los normalistas fueron ejecutados y calcinados para cerrar el caso.

Recriminaron que sus pruebas son restos encontrados en bolsas de basura y a los cuales no se les han practicado los exámenes de ADN.

Sin embargo, un grupo de jóvenes encapuchados se dirigió a Palacio Nacional e intentó ingresar al inmueble, luego de quitar las vallas metálicas que las resguardaban.

"La pintura se quita la sangre no" y "Fuera Peña", fueron algunos de los gritos que lanzó el grupo de encapuchados que vandalizó la puerta principal de Palacio Nacional.

La puerta resultó dañada, pues los encapuchados le prendieron fuego por algunos minutos, también golpearon y pintaron un mensaje.

Otros grupos de manifestantes trataron de contenerlos gritando "sin violencia" y llamaron la civilidad, pero los encapuchados hicieron caso omiso.