Restauran Palacio Nacional tras protesta por normalistas

Una cuadrilla de limpieza del GDF trabaja, desde las primeras horas de la mañana, sobre las paredes del recinto capitalino para eliminar con tiner y jabón las pintas que dejaron los manifestantes.

Ciudad de México

Carpinteros del Distrito Federal intentan cubrir el boquete que dejaron alrededor de 30 "anarcos" que trataron de derriban el portón principal de Palacio Nacional con vallas metálicas, además de cohetones y petardos, tras una protesta a favor de los normalistas de Ayotzinapa.

Hasta este momento un carpintero está dando los últimos toques a la puerta principal de este recinto histórico usando clavos y remaches de madera que está instalando alrededor del marco de la puerta, que ya fue barnizada para que quede lo más apegada a su imagen original.

Además, una cuadrilla de limpieza del Gobierno del Distrito Federal trabaja desde las primeras horas de la mañana, sobre las paredes del recinto capitalino para eliminar con tiner, jabón y tallando con escobetilla las pintas que desplegaron los manifestantes a lo largo de las paredes.

Hasta el momento, los trabajadores del gobierno capitalino no han logrado borrar del todo dichas pintas e incluso la labor la están haciendo con lijas.

Sobre el piso, un grupo especial del GDF arrojó chorros de agua a presión para limpiar la explanada principal.

Elementos de la Policía Federal y del Estado Mayor resguardan Palacio Nacional debido a una nueva protesta que se dirige de Tlalpan al Zócalo de la Ciudad de México.