PRI y PRD ‘se echan la bolita’ por riña en Cuajimalpa

Miguel Ángel Salazar y Luis Espinosa Cházaro, candidatos a la jefatura delegacional, se culparon mutuamente de haber iniciado la riña por la disputa de lugares para poner propaganda.
Simpatizantes de PRD y PRI en Cuajimalpa se enfrentaron por la disputa de lugares en los que estaban colocando propaganda.
Simpatizantes de PRD y PRI en Cuajimalpa se enfrentaron por la disputa de lugares en los que estaban colocando propaganda. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Los candidatos de PRI y PRD a la jefatura delegacional de Cuajimalpa, Miguel Ángel Salazar y Luis Espinosa Cházaro, se culparon mutuamente por haber iniciado la riña en San Mateo Tlaltenango por los lugares para poner propaganda.

El enfrentamiento ocurrió anoche en el cruce de las calles Hidalgo y Mina, en San Mateo Tlaltenango.

Los priistas sostienen que durante un mitin de sus candidatos a jefe delegacional, Miguel Angel Salazar; Adrián Rubalcava, quien va por una diputación local, y Paola Félix, quien busca llegar a la Cámara de Diputados, un grupo de más de cien personas se bajó de camionetas y retiró la propaganda priista.

El PRD asegura que quienes iniciaron las agresiones fueron los priistas, a quienes acusan de querer impedir la colocación de propaganda del candidato del PRD a la jefatura delegacional.

En su cuenta de Twitter, el perredista Luis Espinosa Cházaro acusó al ex delegado Adrián Rubalcava del ataque.

"Denuncio la agresión de @AdrianRubalcava y sus secuaces atacaron a brigadistas del @PRDmexico", escribió en su cuenta en esa red social.

Ángel Ávila, presidente del Consejo Nacional del PRD, dijo que gente del partido colocaba la propaganda electoral cuando miembros de la caravana priista comenzaron a agredirlos. Señaló que en el enfrentamiento participaron alrededor de 100 personas y 20 resultaron heridas.

Los simpatizantes tricolores dicen lo contrario. A través de un comunicado, los candidatos Paola Félix Díaz, Adrián Rubalcava Suárez y Miguel Ángel Salazar informaron que ayer fueron agredidos física y verbalmente en el pueblo de San Mateo Tlaltenango.

El ex jefe delegacional, Adrián Ruvalcaba, está hospitalizado en terapia intermedia por un probable derrame interno.

"La campaña que el Partido Revolucionario Institucional busca construir en Cuajimalpa es una de propuestas y constructiva y en estricto apego al Estado de Derecho. Por ello se está en proceso de presentar denuncias en función de los testigos que presenciaron los diversos actos que atentan contra la democracia", señala el comunicado.

El PRI capitalino sostuvo que el grupo que agredió a sus candidatos era de al menos 300 personas, quienes fueron enviados a retirar la propaganda priista en la demarcación.


El reclamo que terminó en riña

El enfrentamiento entre priistas y perredistas en Cuajimalpa se originó por el supuesto retiro de propaganda del PRI por parte de simpatizantes del PRD.

Luis Espinosa Cházaro, candidato del PRD a la jefatura delegacional en Cuajimalpa, dijo que anoche el priista Miguel Ángel Salazar le reclamó que estuvieran quitando su propaganda.

"Él (Salazar) se quejó y tengo el chat (...) Me envió fotos de propaganda, la respuesta mía es 'lo voy a checar, no es la instrucción'", contó en entrevista con Adela Micha en Grupo Imagen.

Espinosa Cházaro dijo que recibió una llamada de Adrián Rubalcava con el mismo reclamo y enseguida su gente le avisó lo que estaba sucediendo en San Mateo Tlaltenango.

"Llegaron gente con armas a golpear a nuestros brigadistas".

El perredista dijo que no puede asegurar que ninguno de sus brigadistas haya retirado propaganda del PRI, pero aclaró: "yo soy el candidato, pero no cuelgo los pendones".

Miguel Ángel Salazar, candidato del PRI a la jefatura delegacional, reconoció que le reclamó a Espinosa Cházaro por el retiro de propaganda antes de llegar al lugar donde fue el enfrentamiento, pero rechazó haber iniciado la violencia.

"(Mi gente) me tomó un video cómo llegué, le pregunté por qué me estás tirando publicidad. Yo no llegué a provocar a nadie", comentó en entrevista con Adela Micha. "Yo se lo dejé muy claro, le dije no quiero violencia".

"El que empezó con esto fue Luis Cházaro", reiteró.

Salazar dijo que había mucho humo y escucharon detonaciones, "lo que vivimos ayer en la noche fue algo que, créemelo, no quiero volver a experimentar en mi vida".