PGJDF clausura bar en la Condesa por vender alcohol adulterado

El operativo "Mala Copa", encabezado por el procurador capitalino Rodolfo Ríos Garza, se llevó a cabo en la calle Tamaulipas número 63, en el bar Cat Walk.
Los clientes del bar Cat Walk fueron desalojados por la clausura del local.
Los clientes del bar Cat Walk fueron desalojados por la clausura del local. (Blanca Valadez)

Ciudad de México

El Procurador General de Justicia del Distrito Federal, Rodolfo Ríos Garza, clausuró el bar Cak Walk en la Condesa, por vender bebidas adulteradas mientras que se está inspeccionado que no haya narcomenudeo ni permitido el ingreso al local a menores de edad.

El operativo denominado "Mala Copa" se llevó a cabo sobre la calle Tamaulipas número 63 por parte de la PGJDF en colaboración de autoridades de narcóticos, protección civil y sanidad.

Elementos de la SSPDF se encuentran en el lugar mientras que todos los clientes fueron desalojados; las autoridades realizan la inspección para fincar responsabilidades a los dueños del bar.

El lugar, donde se venden botellas desde 390 pesos, cuenta con más de cinco leyendas de clausurado en las puertas principales.

En tanto, Ríos Garza comentó en entrevista que en lo que va del año se han clausurado 18 giros comerciales por venta de alcohol adulterado y narcóticos y dijo que continuarán con operativos para evitar que se ponga en riesgo la salud de los capitalinos.