PAN revienta quórum y la reforma política

Después de las 10 de la noche los panistas abandonaron el salón de plenos del Senado.

México

La reforma capitalina y la desindexación de los salarios mínimos quedaron en suspenso anoche en el Senado, luego de que la bancada panista reventó el quórum en el último día de sesiones, al confirmar los coordinadores de PRI y PRD, Emilio Gamboa y Miguel Barbosa, respectivamente, que sus grupos estaban dispuestos a que ayer mismo quedara votada la autonomía de la Ciudad de México en el pleno.

Los equipos de negociación trabajaron durante todo el día para intentar acercar posiciones en dos temas donde Acción Nacional mostró resistencia, como es la integración de una asamblea constituyente que legisle la Constitución de la Ciudad de México, así como las facultades que tendrán las alcaldías que sustituirán a las 16 delegaciones capitalinas.

El líder de la bancada panista, Jorge Luis Preciado, dijo que con la llegada del jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, las delegaciones perdieron 70 de las 84 facultades que tenían y el dictamen elaborado por la Comisión del DF no daba una salida a esta situación.

En el caso de la Asamblea Constituyente se manifestó en contra de que haya dos asambleas funcionando al mismo tiempo, además que Acción Nacional busca que los constituyentes tengan un carácter honorífico y no lleguen a ese cargo "en busca del hueso".

Por la noche, Preciado, Gamboa y Barbosa dieron una conferencia de prensa para anunciar los temas que se irán hasta el periodo ordinario de febrero, y cuando se les preguntó si habría reforma capitalina antes de cerrar este periodo, el perredista inclusive bromeó y dijo: "Hoy hoy, hoy...", en alusión a la expresión del ex presidente de la República y panista, Vicente Fox.

"Lo del Distrito Federal va a salir. Hay dos temas que estamos a punto de resolver: el de si es una sola asamblea, con facultades ordinarias, o sea de ALDF y Constituyente o dos asambleas. La que ya está en curso su proceso electoral, que se elegiría el primer domingo de junio, con facultades ordinarias, y la que tenga que ver con Asamblea Constituyente para 2016. Estamos camino a revisar una posible redacción final".

Se dijo convencido de que había voluntad de que saliera.

En tanto, el coordinador de los priistas, Emilio Gamboa, coincidió en que los equipos de negociación se volverían a reunir al filo de las 10 de la noche para ver "dónde están las diferencias entre el PRD, AN y PRI. Haremos nuestro mejor esfuerzo para que, como lo ha dicho el presidente de la Mesa Directiva, salga esta reforma constitucional".

Sin embargo, poco después de las 10 de la noche los panistas habían abandonado el salón de plenos y solo Gabriela Cuevas y Mariana Gómez permanecieron en el recinto.

Cuando se votaban reformas a la Ley Orgánica del Congreso, el tablero arrojó los votos de solo 58 senadores.

"¡No hay quórum!", alertó nervioso el presidente en turno de la Mesa, José Rosas Aispuro, quien tomó de inmediato el teléfono para informar a los coordinadores de la situación. Gamboa y Barbosa tomaron sus celulares para convocar a sus correligionarios, pero los panistas ya no aparecieron y se convocó a una nueva sesión en 10 minutos.

Transcurrido ese tiempo, el perredista Luis Sánchez asumió la Presidencia del Senado y al reanudarse los trabajos solo hubo 60 senadores. Dio por cerrado el periodo y desde la tribuna acusó: "La sociedad nos está exigiendo cambiar la forma de hacer política. Una parte de este Senado no escucha a esa sociedad, con estas actitudes han traicionado a quienes habitan el DF, no se les ha querido dar los derechos que están exigiendo; se ha traicionado a los trabajadores al no haberse aprobado la desindexación del salario mínimo y se ha traicionado a los padres de Ayotzinapa. Tenemos que cambiar de actitud".

En conferencia de prensa, el PRD encabezado por Barbosa puntualizó que la reforma política "se ha ido condicionando a cálculos políticos para afectar la opinión que la gente tiene del ejercicio de poder del DF".

Los consejeros de la Comisión de Derechos Humanos del DF, incluida su presidenta Perla Gómez, se congratularon con el dictamen y pidieron que la Constitución que se creará para la ciudad sea ratificada por la ciudadanía en un referéndum.


"Una camisa de fuerza para el DF": Tabe

Sin patrimonio propio y facultad jurídica para las delegaciones, la reforma política del Distrito Federal pone "una camisa de fuerza" para la democratización de la ciudad, aseguró el dirigente del PAN en el DF, Mauricio Tabe. Además el panista señaló que el dictamen que aprobó la Comisión del Distrito Federal en el Senado es una decisión centralista que busca burocratizar la Ciudad de México.

Precisó que el artículo 122 pone un candado para que las delegaciones puedan ser autónomas y las subordina al gobierno central.

Tabe calificó de grave que se apruebe la reforma bajo estos términos. Aseguró que si se quiere realmente democratizar la Ciudad de México, se deben transformar los gobiernos delegacionales convirtiéndolos en alcaldías gobernadas por cabildos, pero dotados de patrimonio propio y facultad jurídica.
(Elia Castillo/México)