Propone PAN se prohíba fumar a menos de 400 metros de edificios en el DF

“Buscamos proteger la salud de los no fumadores y garantizar los derechos para aquellos que decidan fumar”, según el legislador Orlando Anaya, al presentar la iniciativa en la ALDF.
La sanción económica es de hasta 250 salarios mínimos.
Prohibición de fumar en todo lugar público, pretende el PAN se legisle en la ALDF. (Maricarmen Rello)

Ciudad de México

La bancada del PAN en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal propone prohibir que se fume en cualquier espacio público o privado, sea abierto o cerrado, y que se impongan multas hasta de 4 mil pesos a los fumadores que incumplan con esta ley.

De ser aprobada dicha iniciativa, se prohibirá fumar a menos de 400 metros de cualquier establecimiento mercantil, edificio de gobierno o privado y se establecerán de 30 hasta 60 días de salario mínimo; mientras que para los establecimientos mercantiles que incumplan las disposiciones, será de 600 a 5 mil días de salario, señaló el diputado panista Orlando Anaya, quien presentó la iniciativa que fue turnada a la Comisión de Salud.

Propone ampliar a 100 por ciento la restricción de fumar aun es espacios al aire libre como estadios, escuelas, hoteles y establecimientos mercantiles; la creación de áreas acotadas para fumar; a fin de evitar la contaminación ambiental, dichas áreas deberán tener contenedores exclusivos para cenizas y colillas, y solo los adultos podrán permanecer en estos espacios.

El también integrante de la Comisión de Salud, explicó que la prohibición de fumar en cualquier espacio público, abierto o cerrado, tiene como principal meta blindar la salud de la población, especialmente la de mujeres embarazadas y niños.

“Desde la bancada del PAN en la Asamblea Legislativa queremos que se blinde la salud de los jóvenes, de los niños y de las mujeres embarazadas... buscamos proteger la salud de los no fumadores y garantizar los derechos para aquellos que decidan fumar”, aseguró.

Previo a la presentación de la iniciativa en la sesión de este martes, Raúl Sansores, jefe del Departamento de Investigación de Tabaquismo y EPOC del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, destacó que uno de los principales beneficios de esta propuesta es hacer respetar el derecho de los no fumadores, ya que en la actualidad estos se ven violentados con transgresiones a la ley.

“Esta propuesta tiene como fin último proteger a los no fumadores de los daños a la salud asociados al consumo del cigarro…Es importante destacar que al año mueren 6 millones de personas por fumar, 600 mil personas por no consumir tabaco y de ellos, 75 por ciento, tres de cada uno, son mujeres y niños”, puntualizó.