Operan taxis pirata en la Línea 12 del Metro

Autoridades de la delegación Tláhuac confirman el trabajo de vehículos del grupo Pantera en varias estaciones, por lo que solicitan la intervención del gobierno capitalino para ordenar el ...
Las bases están en las estaciones Olivos, Nopalera, Zapotitlán, Tezonco y la terminal Tláhuac.
Las bases están en las estaciones Olivos, Nopalera, Zapotitlán, Tezonco y la terminal Tláhuac. (Especial)

México

Con la instalación de cerca de 10 bases ilegales, los taxistas Pantera se han apropiado de las entradas y salidas de estaciones de la Línea 12 del Metro, ubicadas en Tláhuac, a pesar de que el Gobierno del Distrito Federal no autorizó su operación.

Las estaciones donde trabajan son Olivos, Nopalera, Zapotitlán, Tezonco y la terminal Tláhuac.

A pesar de que está prohibido por la actual Ley de Transporte y Movilidad instalar bases de taxis en vialidades primarias, los Pantera trabajan en la zona sin haber obtenido la concesión.

La jefa delegacional en Tláhuac, Angelina Méndez, dijo que ya solicitó al Instituto de Verificación Administrativa su intervención para el retiro de las bases ilegales porque generan problemas viales.

“Nosotros hemos cumplido en mantener libres de ambulantes las entradas y salidas del la Línea 12 del Metro, pero operan varias bases de taxis que no están autorizadas y causan severos conflictos viales.”

“Ya hemos pedido la intervención del Instituto de Verificación Administrativa y de la Secretaría de Transportes y Vialidad, porque consideramos que si no hay una atención de manera pronta los vecinos pueden actuar con cierres o manifestaciones”.

Las Pantera son unidades ilegales, que no cuentan con concesión para prestar el servicio de transporte público en la ciudad.

El amparo con el que circulan y prestan servicio sin concesión, con autos particulares y sin pagar impuestos los cerca de 3 mil taxis pirata de la organización Pantera no tiene validez, afirmó el secretario de Transportes y Vialidad, Rufino León Tovar, en enero pasado.

El funcionario capitalino señaló que no hay ninguna suspensión para que autos con placas de circulación particulares presten el servicio de taxi, pues eso está sancionado por la actual Ley de Transportes del DF, con la remisión del vehículo al corralón y una multa superior a los 25 mil pesos.

Los taxis Pantera cuentan con cerca de siete oficinas distribuidas en Tláhuac, Iztapalapa, Venustiano Carranza, Xochimilco, Iztacalco y Gustavo A. Madero, donde venden el supuesto amparo en 3 mil 500 pesos, y hasta donde llegan las personas a pagar sus cuotas semanales por prestar servicio sin ser detenidas en los operativos.