Olvidadas, máquinas expendedoras de tarjetas

Solo cinco de 40 aparatos fueron instalados en las estaciones Tláhuac, Atlalilco, Ermita, Zapata y Mixcoac y se encuentran inservibles, debido a que caducó el software sin haberse utilizado.
Aparato inservible en una estación del Metro.
Aparato inservible en una estación del Metro. (Francisco Mejía)

Ciudad de México

Cinco máquinas expendedoras de tarjetas, de 40 que iban a ser colocadas en estaciones de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo-Metro, se encuentran inservibles y abandonadas debido al rezago del software, que incluso caducó sin haberse utilizado.

Esto significa que alrededor de 2 millones de pesos están perdidos en una tecnología que, desde un inicio, prometieron será de punta.

Las máquinas están ubicadas en las estaciones Tláhuac (que se encuentra cerrada), Atlalilco, Ermita, Zapata y Mixcoac.

Una copia del oficio GIF-0769/ 2015 del STC, en poder de MILENIO, revela que "hace falta la actualización del soporte de tarjetas" en esas máquinas.

Sin embargo, el abandono de esas máquinas lleva dos años y medio; cuando fueron adquiridas las autoridades informaron que servirían para modernizar el sistema de peaje en la Línea 12, pero nunca funcionaron.

"Aun no se ponen a funcionar por carecer de la actualización respectiva a soportes de tecnología de tarjeta", informa el STC en el documento.

Actualmente las máquinas expendedoras de tarjetas sirven como basureros, comedores de indigentes y permanecen sucias.

De acuerdo con información oficial, fueron adquiridas y colocadas solo cinco máquinas y ninguna da servicio a los usuarios.

Para su funcionamiento falta actualizar el soporte de tarjetas y se compró con la tecnología Mifare, que es la que operaba las anteriores micas para ingresar al Metro.

"Sin embargo, antes de la puesta en operación de la Línea 12 se incorporó la Tarjeta Ciudad TDF", que actualmente utilizan los usuarios para ingresar al Metro, Metrobús y Tren Ligero.

Debido a la aparición de esas micas, "se cambia a la tecnología Full Calypso"; argumentan que debido a ello "las expendedoras aún no se ponen a funcionar por carecer de la actualización respectiva".

La empresa que proporcionó por adjudicación directa a Línea 12 las máquinas expendedoras fue Alstom Transport México.

Faltantes

Según el Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2011, de la Auditoría Superior de la Federación, faltaron ejecutar trabajos y "suministrar e instalar equipos" en la Línea 12.

La Línea Dorada entró en operación el 30 de octubre de 2012 y previo a ello se publicaron las bases para la licitación pública internacional 30001105-004-2009, denominada Sistema de Recaudo y Control de Acceso para el servicio público de transporte de pasajeros en el Distrito Federal.

Se afirma que el objetivo es incorporar tecnología de punta en el cobro y control de acceso al Metro.

"Con el aumento de usuarios potenciales se considera extender el número de ciertos equipos: expendedoras y/o equipos en taquillas, el cual esté conectado, a través de una red de comunicación, directamente al sistema central del STC".

Esas máquinas serían para la tarjeta que actualmente se utiliza.

El objetivo era que las estaciones del Metro contaran por lo menos con "un equipo automático tipo expendedora en cada entrada para favorecer el acceso a la tarjeta y a la recarga, permitiendo también la verificación de saldo".

Sin embargo, eso no resultó y su tecnología fue rebasada, incluso sin haber sido utilizadas, se reconoce en la información oficial que obtuvo MILENIO.