Debaten para reformar norma sobre vivienda de interés social

No se puede continuar con esquemas que dan pie a actos jurídicos que transgreden el patrimonio, dijo el presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, Manuel Granados, al referirse a la Norma 26.
En la Asamblea Legislativa del Distrito Federal se discute el sentido que debe tener una reforma a la Norma 26, relacionada con la construcción de vivienda de interés social.
En la Asamblea Legislativa del Distrito Federal se discute el sentido que debe tener una reforma a la Norma 26, relacionada con la construcción de vivienda de interés social. (Tomada de internet)

Ciudad de México

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal, autoridades, académicos y especialistas coincidieron en la necesidad de regular las leyes de construcción de vivienda de interés social en la Ciudad de México.

“La legalidad es el principal eje para que una ciudad avance, no se puede permitir que los actos o hechos jurídicos que transgreden el patrimonio, la integridad e incluso el medio ambiente puedan continuar bajo esquemas que no se han revisado”, afirmó el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea, Manuel Granados Covarrubias, al inaugurar el Foro de Discusión y Análisis sobre la Norma General de Ordenación 26.

El diputado subrayó que este foro permitirá encontrar rutas de coincidencia, equilibrio y de atención para concretar una nueva adecuación a esta norma. “Este encuentro nos permitirá revertir lo que ya ha generado temas de ilegalidad, pero sobre todo nos ayudará a encontrar la armonización normativa, que permita conducir estos temas a nuevos estadios, nuevas perfecciones y una nueva legislación”.

En este sentido, aseguró que es una obligación de los legisladores locales hacer una revisión permanente de las leyes en la ciudad.

“Aquellas que no sean funcionales o que han quedado rezagadas se les tiene que ajustar, por lo que hoy en día en esta VI Legislatura se ha avanzado en las reformas penales que castigan a quienes abusan de la norma, engañan a la autoridad o participan en actos de corrupción, es decir, particulares, desarrolladores y servidores públicos”.

En tanto, el presidente de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana de la ALDF, Carlos Hernández Mirón, dijo que la Norma 26 ha tenido una serie de dificultades en su operación y eso ha sido aprovechado por los desarrolladores, quienes la violan constantemente y esto ha llevado a un déficit de 30 mil a 35 mil viviendas anuales.

“En este foro se darán una serie de criterios, de razonamientos que nos permitirán ir determinando el camino que necesita la Ciudad de México, para tener realmente una norma que atienda el tema de vivienda, fundamental para esta metrópoli”, comentó.

El titular de la Procuraduría Ambiental y del Reordenamiento Territorial, Miguel Ángel Cancino Aguilar, afirmó que la decisión de suspender la aplicación de la norma fue acertada, toda vez que la violación al uso de suelo es la primera causa por la que se presentan denuncias.

“Este año creció en 36 por ciento, de las más de 3 mil 200 quejas que recibimos en la procuraduría, que tienen que ver con la regulación del uso de suelo”.

En su intervención, el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, Simón Neumann Ladenzon, enfatizó que se requiere alinear todo el conjunto de instrumentos de planeación urbana con que cuenta la ciudad, ya que se encuentran desarticulados y desactualizados.

En este proceso, dijo, “se tendrán que revisar y actualizar la Ley de Desarrollo Urbano del DF y su reglamento, la Ley de Vivienda, los 16 programas delegacionales y las normas generales de ordenación”.