Crea falso debate Coparmex con "chapulines": PRD-DF

Raúl Flores, presidente del Partido de la Revolución Democrática capitalino, aseguró que buscar otro encargo público es una práctica en todo el mundo y ocurre en todos los partidos.
El presidente del PRD captalino, Raúl Flores, consideró que la Coparmex Ciudad de México solo pretende generar controversia por la búsqueda de políticos de otros puestos de elección popular.
El presidente del PRD captalino, Raúl Flores, consideró que la Coparmex Ciudad de México solo pretende generar controversia por la búsqueda de políticos de otros puestos de elección popular. (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

El líder del Partido de la Revolución Democrática en el Distrito Federal, Raúl Flores, consideró un "falso debate" el que genera la Coparmex Ciudad de México con su campaña "No votes por chapulines" en las elecciones intermedias de junio próximo.

Dijo que el organismo patronal pretende crear controversia de una práctica connatural a la política en todo el mundo, por lo cual en el país muchos funcionarios y legisladores de todos los partidos se separan del cargo antes de entrar en precampañas.

“Es un falso debate el que se pida que no se vote por quien tenía un encargo o que va a buscar otro, pues esas personas tienen la experiencia para continuar una carrera política. Es parte del desarrollo profesional”, dijo.

Flores explicó que el relevo en las delegaciones, en las que sus titulares han  expresado su intención de contender, será ordenado y habrá certeza de que no se va a interrumpir ningún servicio que hasta ahora se ofrece.

Recordó que para eso está la propia administración del gobierno del Distrito Federal, que cuenta con la contraloría y diversos mecanismos administrativos para garantizar la buena marcha de la ciudad.

“Lo que queremos ahora es ver a esos compañeros que van a dejar las delegaciones en las calles y salir a buscar a la gente, evaluar lo que les dicen y confrontar la opinión de las personas sobre la forma en que gobernaron”.

El dirigente perredista refirió que en el caso del sistema político mexicano, a diferencia del anglosajón, como ocurre por ejemplo en los Estados Unidos, no está bien visto que quien ejerce el presupuesto público, como es el caso de los delegados, a la vez tenga el carácter de precandidato.

Por ello es que el próximo domingo, los jefes delegacionales que aspiran a un nuevo encargo dejarán sus puestos, no así los diputados, que no están obligados a ello.