Niños no murieron por vacunas: IMSS

Investigaciones arrojan que hubo una contaminación externa, por lo que descartan riesgo y mantienen campaña de inmunización.

Ciudad de México

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, José Antonio González Anaya, aseguró que la muerte de dos bebés y la hospitalización de 29 menores en Chiapas se debió a una contaminación externa y no a defectos de las vacunas, en especial de la hepatitis B.

El pasado viernes inmunizaron a 52 menores de seis meses y al día siguiente 31 reportaron reacciones adversas, presuntamente asociadas a la vacunación, de los cuales dos murieron.

González Anaya explicó que en la investigación se detectó la presencia de contaminación externa por bacterias en los frascos.

Un equipo multidisciplinario de pediatras, toxicólogos e internistas laboratoristas, así como personal de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) se trasladó a la clínica de la localidad zapatista La Pimienta, del municipio de Somojovel, Chiapas, para investigar el lote y atender paralelamente a los menores afectados que fueron traslados al hospital Guillermo Gómez Masa en Tuxtla Gutiérrez.

"La falla no está en que las vacunas estuvieran defectuosas o que estuvieran químicamente mal. Las vacunas estaban bien y estaban certificadas. Cofepris, en su investigación, recuperó los frascos y se encuentran dentro de la norma", explicó el funcionario a Carlos Marín, en su programa de televisión El Asalto a la Razón.

Se trata, abundó, de un lote de 130 mil vacunas contra la tuberculosis y rotavirus. Aunque la de hepatitis B se aplicó a los 31 menores y tenían su certificado de seguridad y calidad.

El funcionario detalló que desde octubre se han aplicado a miles de dosis a menores y no había ningún reporte de reacciones adversas.

En la reunión extraordinaria del Consejo Nacional de Vacunación se determinó que no hay ningún riesgo y las vacunas son seguras, por lo que se continuará e incluirá el lote de vacunas de hepatitis B que se mantuvo bajo reserva .

El problema, aclaró, está focalizado a la comunidad, donde los primeros reportes de la investigación arrojan "evidencia de contaminación externa. No sabemos cómo ocurrió o por qué ocurrió. No hubo autopsia, pero la comunidad, que se rige por usos y costumbres, permitió la toma de muestras de los dos menores fallecidos".

Señaló que el proceso para determinar el tipo de bacteria, de su composición molecular, posiblemente se dé a conocer la próxima semana.

Al respecto, Pablo Kuri, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, detalló que los dos menores que fallecieron presentaron un cuadro clínico que se caracterizó por alteraciones en el sistema nervioso, fundamentalmente irritabilidad, así como del sistema respiratorio, de hecho, varios hospitalizados requirieron ventilación asistida.

"Los menores sufrieron una falla múltiple orgánicamente, con un paro respiratorio. El cuadro es compatible con la presencia de bacterias generalizada en el sistema. Se hicieron hemocultivos y urocultivos, y en los próximos días se determinará la causa cuando se tenga el resultado", aclaró Kuri.

Claves

CNDH analiza el caso

- Peritos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) analizan los expedientes clínicos de los menores afectados presuntamente por vacunas del Seguro Social en Chiapas, para conocer su estado de salud.

- La CNDH revisa los expedientes del caso en el Centro Médico Chiapas Nos Une, Dr. Jesús Gilberto Gómez Maza.

-  "Abogados y médicos de la comisión investigan este caso desde el pasado 9 de mayo, para lo cual se han apoyado en intérpretes de la comunidad de La Pimienta, pues la mayoría de sus habitantes habla tzotzil."