Líder tranviario y ex diputado van con Morena por Iztacalco

Benito Bahena, dirigente de la Alianza Nacional de Tranviarios, busca una diputación local por un distrito de Iztacalco; el ex perredista Jesús Martín del Campo, la jefatura delegacional.

Ciudad de México

El dirigente de la Alianza Nacional de Tranviarios, Benito Bahena Lome, y el ex diputado federal y activista Jesús Martín del Campo, se registraron para contender por el partido Morena a una diputación y la jefatura delegacional de Iztacalco, respectivamente.

El dirigente sindical acudió a la calle Santa Anita número 50, colonia Viaducto Piedad, donde registró su candidatura para buscar la diputación por el Distrito 13, en la mencionada demarcación.

En entrevista, señaló que ganarán, pues se trata de un esfuerzo para lograr un cambio verdadero a través de Morena, partido que surge para enderezar al país desde las bases del pueblo.

De acuerdo con Bahena Lomé, se necesita de un esfuerzo amplio y firme para resolver las demandas del pueblo como son seguridad, justicia, salud y bienestar.

A su vez, Jesús Martín del Campo señaló que la alternativa social es Morena, fuerza política que ha crecido y tomado fuerza en estados como Michoacán, Puebla, Guerrero, Distrito Federal y está en la lucha por convertirse en la primera fuerza política del país.

Martín del Campo, uno de los fundadores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, también ha sido integrante del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, así como diputado federal por el PRD de 1991 a 1994.

Por otra parte, el diputado local del PRD Manuel Alejandro Robles Gómez, advirtió que el voto ciudadano no está sujeto a manipulaciones de organizaciones que no están acostumbradas a prácticas democráticas, como la Coparmex y la Arquidiócesis de México.

Ante la campaña de la Coparmex y la jerarquía católica contra los aspirantes a una candidatura de elección popular que dejan otro cargo, indicó que durante las próximas elecciones se deberá privilegiar la legalidad y el sentir de los habitantes de esta ciudad.