Monreal busca desaparecer ‘chelerías’ de tianguis

El jefe delagacional electo de Cuauhtémoc dijo que denunciará a funcionarios de la demarcación ante la PGJDF por su colusión con líderes de comerciantes para permitir la venta de alcohol en tianguis.
Ricardo Monreal, candidato de Morena a jefe delegacional en Cuauhtémoc, se dijo blanco de una embestida mediática del gobierno central del DF.
Ricardo Monreal, jefe delegacional electo en Cuauhtémoc. (Tomada de YouTube)

Ciudad de México

El jefe delegacional electo de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, dijo que en el transcurso de la semana interpondrá una denuncia penal contra autoridades en la demarcación, que presuntamente coludidas con líderes de comerciantes, permiten la venta de bebidas embriagantes en tianguis de la delegación.    

Los funcionarios contra quienes interpondrá las denuncias ante la PGJDF son: el director de Vía Pública y Mercados, Fernando Mancera y el subdirector de Vía Pública Jorge Soria Pérez, además de los inspectores de  zona que resulten responsables. El jefe electo detalló que estas personas presuntamente cobran a través de empleados de la demarcación desde 300 y hasta 500 pesos por día para permitirles vender. 

Tras recorrer el tianguis de La Lagunilla, Monreal dijo que solicitará al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, la Secretaría de Seguridad Pública local y la jefa delegacional en funciones, Jimena Martín del Campo eviten la instalación de puestos ambulantes de cervezas y alcohol en tianguis y mercados de la demarcación de manera inmediata. 

En la LaLagunilla existen 22 establecimientos y 25 en Tepito, los comerciantes a parte de pagar el derecho de piso dependiendo del tamaño del lugar con los costos antes mencionalídrdos, deben dar aportaciones para el dirigente que es de 50 pesos y 100 pesos para la vigilancia.

La denuncia contempla los delitos de abuso de autoridad; uso indebido de la fuerza pública; coalición de servidores públicos; uso ilegal de atribuciones y facultades; intimidación; negación del servicio público, cohecho; concusión; enriquecimiento ilícito y delitos contra el servicio público cometidos por particulares.

“El que quiera tomar que tome, ese no es mi problema pero no pueden estar alterando ni violando la ley de manera sistemática y además con una gran corrupción de policías, líderes y funcionarios públicos, vamos a poner orden”, puntualizó.

Reconoció que deshabilitar estos establecimientos será una tara complicada. “La gente está asustada no quiere denunciar, no se quiere meter contra ellos porque se han hecho mafias lamentablemente, pero no les tengo temor”, dijo Monreal. 

El jefe electo enfatizó que el objetivo principal es que la gente visite los tianguis y mercados con tranquilidad por lo que advirtió: “Al menos en la delegación Cuauhtémoc se va a prohibir, no se va a permitir la instalación de estos puestos, estoy pidiendo  al jefe de Gobierno que pongamos orden, obviamente a la delegada en funciones y con la denuncia penal que presentaremos quiero que la Procuraduría investigue de inmediato a los funcionario” recalcó.