Cae banda que "vendía" plazas de gobierno en la Miguel Hidalgo

Daniel Padilla García y Armando Flores Bautista fueron detenidos y remitidos al Reclusorio Oriente, después de que un grupo de víctimas solicitara ayuda al jefe delegacional.
Víctor Hugo Romo, jefe delegacional de Miguel Hidalgo.
Víctor Hugo Romo, jefe delegacional de Miguel Hidalgo. (Milenio )

Ciudad de México

Las autoridades de la delegación Miguel Hidalgo desactivaron una banda delictiva que presuntamente "vendía" plazas dentro del Gobierno de la misma demarcación.

El jefe delegacional, Víctor Hugo Romo, informó que derivado de una denuncia por una supuesta venta de plazas en la delegación, dos empleados fueron detenidos y remitidos al Reclusorio Oriente, donde actualmente están sujetos a investigación por el delito de fraude equiparado agravado.

En conferencia detalló que el pasado 29 de mayo se logró la detención de Daniel Padilla García de 67 años y Armando Flores Bautista de 42 años, trabajadores de la Miguel Hidalgo, quienes enganchaban y mentían a sus víctimas con la promesa de conseguirles una plaza para trabajar en el gobierno a cambio de 60 o 70 mil pesos.

En tanto, el fiscal desconcentrado en la demarcación, Néstor Noé Camacho Mendoza, señaló que se integró la acción penal contra los inculpados por la comisión de delito de fraude equiparado agravado siendo consignados al Reclusorio Preventivo Oriente, y agregó que será un Juez de lo Penal quien determinará su situación jurídica.

El modus operandi de estos ex empleados era citar a sus víctimas en la explanada delegacional donde recibían en abonos el dinero y trataban de demostrar que conocían a personal de la delegación.

Romo explicó que tres víctimas fueron a verlo y pidió su apoyo a los defraudados para llegar hasta las últimas consecuencias, "les sugerimos trazar un plan, para tratar de atrapar a estos sujetos infraganti y ponerlos a disposición de la justicia".

Sobre la banda, Pamela Samara Hernández, afectada, señaló que un trabajador sindicalizado la contactó con el señor Daniel Padilla con la promesa de ingresar a trabajar a la delegación Miguel Hidalgo proporcionándole una cantidad de dinero. "Como no veíamos respuesta, nos acercamos al delegado a pedir su ayuda, quién nos abrió la puerta amablemente para que denunciáramos estos hechos y darle un seguimiento".

Víctor Romo afirmó que "no hay cacería de brujas, ni perseguidos, pero también advirtió que si hay denuncias y evidencias de deshonestidad y abuso, actuaremos con todo el peso de la ley".

Uno de los inculpados, Daniel Padilla García, se desempeñaba como jefe de sección adscrito a la oficina de limpia, mientras que Armando Flores Bautista, tenía una plaza profesional en informática adscrito a la Unidad de Movimientos de personal.