Miguel Ángel Mancera evaluará a su gabinete

El jefe de Gobierno informa que revisará personalmente el cumplimiento de tareas, metas y compromisos que los funcionarios tienen; en esta administración se han hecho siete cambios.
El mandatario capitalino señaló que la valoración incluye casos particulares, sin precisar las dependencias a las que hacía referencia.
El mandatario capitalino señaló que la valoración incluye casos particulares, sin precisar las dependencias a las que hacía referencia. (Octavio Hoyos)

México

El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, solicitó la renuncia a todos los integrantes de su gabinete legal para someterlos, sin exclusión, a un proceso de evaluación con el fin de decidir su permanencia en el cargo.

En un minuto y medio, el mandatario local aseguró en un mensaje dirigido a medios, que revisará personalmente el cumplimiento de las tareas, metas y compromisos que los funcionarios tienen.

“Es en ese contexto que tomaremos el tiempo para poder hacer esta evaluación y tomar las decisiones finales, las cuales, muy seguramente próximos al Informe de gobierno (en septiembre), estarán totalmente concluidas”, puntualizó en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

El Ejecutivo local agregó que la valoración del desempeño de sus colaboradores incluye casos particulares del gabinete ampliado, sin precisar las dependencias a las que hacía referencia.

“El día de hoy, he pedido la renuncia a todos los integrantes del gabinete legal con el fin de proceder a una etapa de evaluación. Como siempre lo he reiterado, todos, sin exclusión, se encuentran en un constante proceso de valoración”, apuntó.

En lo que va del gobierno de Mancera se han hecho cambios en por lo menos siete dependencias del gabinete legal.

Por ejemplo, la Secretaría de Obras ha tenido tres titulares, el primero fue Luis Alberto Rábago, quien falleció; le siguió Alfredo Hernández, que salió por presuntos actos de corrupción, y actualmente está al frente Édgar Tungüi.

En la Oficialía Mayor también hubo cambios por irregularidades: Édgar Amador González fue acusado de comprar llantas a sobreprecio y llegó en su lugar Jorge Silva Morales.

Otras dependencias que tuvieron cambios fueron la Contraloría, las secretarías de Cultura, Desarrollo Urbano, Seguridad Pública y del Trabajo.

Respaldo total

El presidente del PRD-DF, Raúl Flores, respaldó la decisión de Miguel Ángel Mancera de solicitar la renuncia de su gabinete y someterlo a una evaluación.

En su cuenta de Twitter, el dirigente perredista señaló: “El PRD-DF apoya totalmente a @ManceraMiguelMX en la decisión que ha tomado de someter a evaluación a todo su gabinete en bien de la CDMX”.

Flores reconoció que Mancera haga efectiva su facultad de observar a cada uno de los funcionarios de la Ciudad de México que fueron designados por él en el ámbito de sus atribuciones, con el objetivo de servirle a los habitantes de la capital antes que a cualquier interés particular o de grupo.

“Esperábamos esta evaluación porque es parte de una condición de los servidores públicos; todos sin excepción deberían ser evaluados. Ellos sabían que iban a ser sometidos a un proceso de esta naturaleza. Que se vaya quien el jefe de Gobierno sopese que no ha cumplido su función y que sea ratificado quien ha contribuido a la gobernabilidad y al proyecto de izquierda progresista, por el bien de la Ciudad de México”, señaló.

Flores se dijo confiado en que además de la revisión del desempeño profesional y de los resultados que realice el jefe de Gobierno a cada uno de los servidores públicos de su gabinete, también  evalúe temas cualitativos como la lealtad,  la congruencia y el uso adecuado de los recursos públicos.

Valoración objetiva

El PAN pidió evaluar objetivamente los resultados en cada una de las áreas de la administración y que no respondan a arreglos “tribales” del PRD.

En un comunicado, el líder blanquiazul en el DF, Mauricio Tabe, señaló que estarán atentos a los nuevos nombramientos, principalmente en las áreas más sensibles como Obras, Movilidad, Desarrollo Social y el Metro, con el fin de que “respondan al perfil y la experiencia que demandan los problemas de la ciudad”.

“Los cambios no deben responder a arreglos tribales, ni al reacomodo de fuerzas internas después de la debacle que sufrieron en las pasadas elecciones. No debe ser bolsa de trabajo de los actores políticos que perdieron”, destacó.

Dijo que la evaluación no debe ser sobre los personajes, sino sobre las políticas y programas de las dependencias.