Católicos de clóset, mexicanos no profesan libremente su fe

Pese a que el 90 por ciento de los ciudadanos cree en Dios, estos no profesan abiertamente su fe, de acuerdo a una encuesta que revela sus prácticas religiosas.
Si se unen los fieles de EU y Canadá, el 63.2 por ciento de todos los católicos del mundo reside en América.
(Archivo)

México

Los católicos mexicanos “son de clóset” y les cuesta profesar su fe públicamente, según revela la Encuesta Nacional de Cultura y Práctica Religiosa, creer en México, la primera de su tipo en América Latina y que presentará este lunes el Instituto Mexicano de Doctrina Social.

Destaca que los jóvenes entre los 15 y 20 años, después de la primera comunión son los que se alejan más de la iglesia. Y destaca que el 90 por ciento de los mexicanos cree en Dios.

La encuesta, se aplicó a cuatro mil personas en todo el territorio nacional, con la finalidad de examinar las prácticas de los mexicanos en torno a sus creencias religiosas, su percepción sobre la Iglesia católica y otras confesiones, su compromiso social, así como otros temas  de actualidad en el país.

Respecto a este trabajo el cardenal Francisco Robles Ortega, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano  aseguró que es preocupante la “desbandada de la juventud hacia otras religiones.

Y destacó que entre las causas del abandono de los jóvenes de la religión católica están la falta de seguimiento de la formación religiosa, la influencia de las escuelas, particularmente de las dependientes de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y a que muchos padres han renunciado a transmitir la fe a sus hijos.

Para Robles Ortega “la razón es que el joven recibió de niño una catequesis para recibir la primera comunión y ya no asiste más a la formación en su fe, esa escasa formación para recibir los sacramentos no le capacitan, no le ayudan para sostenerse en su fe católica, a eso le añadimos que van a escuelas, sobre todo en las públicas, y se encuentran un sinnúmero de maestros que los cuestionan, les hacen acrecentar sus dudas y sus sospechas y entonces se separan”.

A esta situación, dijo se añade la apatía de la familia a reforzar la fe católica. “La familia, ya no es el respaldo, ya no es el soporte para que el joven permanezca en su fe católica. Hay que convencerles (a los jóvenes) de permanecer en un proceso formativo toda la vida, hay que fortalecer a los papás porque siempre los papás eran soporte y sostén en la fe de sus hijos, pero muchos ya renunciaron. Muchos padres de familia han renunciado al deber que tienen de transmitirles a sus hijos la fe”

María Luis Aspe Armella, presidenta de IMDOSOC, en una participación que tuvo en la Universidad Pontificia de México, destacó que la encuesta revela que los mexicanos son “católicos de closet nos cuesta hacer profesión de la fe” de una manera  respetuosa, positiva,  esperanzadora y testimonial

Además, agregó “nos hemos interiorizado en un Juarismo Guadalupano” El trabajo revela que los católicos tienen que salir a la esfera pública, además de que es el “momento favorable para realizar la misión continental afuera del templo” Y a no permanecer en la simulación.

En lo que la iglesia aporta una de las preguntas de la encuesta, dijo se establece que está mal, pero su trabajo se reconoce en el ámbito justicia, los trabajos de los pobres, migrantes, políticos, con la paz transmisión de la fe.