Por falta de recursos, Metro sólo comprará 10 trenes para Línea 1

Uno de los compromisos para aumentar a cinco pesos la tarifa del Metro era la compra de 45 trenes; sin embargo, debido a falta de recursos sóló se podrán comprar 10 unidades.
El Metro se comprometió a comprar 45 trenes nuevos, luego de que subiera la tarifa a 5 pesos.
El Metro se comprometió a comprar 45 trenes nuevos, luego de que subiera la tarifa a 5 pesos. (Especial)

Ciudad de México

La falta de recursos evitó que el Metro pudiera cambiar 45 trenes de la Línea 1, como se estableció en los compromisos para lograr el aumento de la tarifa de 3 a 5 pesos, por lo que sólo comprará 10 unidades nuevas para aumentar la oferta del servicio.

Después de realizar un estudio de mercado, la actual Administración del Metro determinó no continuar con el proceso licitatorio para la compra de los convoyes, que fue anunciada en diciembre de 2013 y se licitó en 2014, tras lo cual se declaró sin continuidad.

"Comprar 45 trenes superaría los recursos que tenemos para muchas actividades consideradas en el propio fideicomiso, en el que se pusieron en las 11 acciones de creación para el fideicomiso, pero el gasto implicaría un costo superior", indicó en entrevista Jorge Gaviño, director del Metro.

"En estos momentos sólo tenemos, después de los estudios de mercado que hemos realizado, para comprar entre 10 trenes, vamos a ver qué resulta de la licitación", agregó.

El Sistema de Transporte Colectivo Metro, en la administración de Joel Ortega, aumentó la tarifa del Metro y creó el Fideicomiso para el Mejoramiento del Metro, con 11 compromisos que fueron presentados a los usuarios para aprobar el incremento, uno de ellos, "adquirir 45 trenes nuevos en la Línea 1 Observatorio-Pantitlán".

Gaviño indicó que cuentan con aproximadamente cuatro mil millones de pesos para los trenes, sin embargo solo alcanza para la compra de 10 nuevos y para realizar la modernización de los demás.

La compra de los 45 convoyes tendría una inversión superior a los 20 mil millones de pesos.

Dichos convoyes serían propiedad del Metro y contarían con nueva tecnología para atender la demanda en esa ruta, que fue la primera en dar servicio en la Ciudad de México. Actualmente tiene una longitud de 18.8 kilómetros y es utilizada por 263.7 millones de personas al año.