En tres años el Metro crecerá 40 kilómetros

El sistema de transporte prevé ampliaciones para beneficiar a 600 mil personas por día en zonas del Estado de México y algunas delegaciones.
La Línea 12 fue la última que se abrió, pero está parcialmente cerrado por problemás técnicos.
La Línea 12 fue la última que se abrió, pero está parcialmente cerrado por problemás técnicos. (Jorge Luis Menéndez/Archivo)

Ciudad de México

El Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro llega a sus 45 años con un programa de ampliación de casi 40 kilómetros para disminuir la insuficiencia de transporte público y beneficiar a cerca de 600 mil personas por día.

Se contemplan cuatro ampliaciones que deberán estar listas en los próximos tres años, las cuales serán una alternativa de transporte público eficiente y económico, sobre todo para los habitantes del área conurbada que diariamente llegan a la capital del país por Toluca, Hidalgo y el oriente del Estado de México.

Ahí se ha incrementado de manera acelerada el número de vehículos y por lo tanto el tiempo de traslado, pero con la introducción del Metro podrán economizar tiempo, reducir los costos de utilizar automóvil y transporte y ahorrar siete años de su vida en traslados.

El proyecto de ampliación de la red del Metro (compuesta actualmente por 12 líneas y 195 estaciones) es una alternativa de transporte público para zonas donde existe oferta de usuarios, pero no medios de movilidad, eficientes y económicos.

Los gobiernos federal y local plantearon diversos proyectos para aumentar la red de operación del Metro, llamada la columna vertebral de la movilidad en la ciudad, en sus líneas A, 1, 4 y 9, teniendo sobre todo mayor presencia en municipios como Ecatepec, Nezahualcóyotl, Valle de Chalco, Chalco, Ixtapaluca, así como en las delegaciones Álvaro Obregón, Iztacalco, Iztapalapa y Gustavo A. Madero.

De acuerdo con los proyectos de inversión, la Federación regresa al tema de asignación de recursos directos para el STC Metro, pues en la construcción de la Línea 12 quedó fuera porque todo lo manejó el gobierno local, durante la administración de Marcelo Ebrard.

La también llamada Línea Dorada, que beneficia a cerca de 450 mil usuarios por día, se realizó con dinero del gobierno local y se planteó por 17 mil 583 millones de pesos, pero terminó costando 22 mil millones, de los cuales, cerca de 12 mil millones los obtuvo mediante el endeudamiento y diversos programas federales, sin que la Federación tuviera injerencia.

Antes de que se construyera la Línea 12, el gobierno local no puso dinero para la red del Metro, todo se hacía con recursos federales.

Eso ocasionó que en los últimos 15 años solo se diera la expansión del Metro en dos líneas. La antepenúltima inaugurada completa fue la B, el 30 de noviembre del 2000, y siguió la 12, que quedó lista el 30 de octubre de 2012.

Ahora, para 2015, solo el gobierno federal anunció los proyectos de ampliación de dos líneas: la A, que corre de Pantitlán a La Paz; y la 4, que actualmente va en un trayecto de Martín Carrera a Santa Anita.

De acuerdo con el proyecto de expansión, la Línea 4 del Metro está proyectada de Martín Carrera a Tepexpan, Estado de México, beneficiará a cerca de 210 mil personas por día, ahorrándoles tiempo y dinero para llegar a sus destinos, para lo cual se prevé una inversión de 2 mil millones de pesos.

El proyecto fue presentado a la unidad de inversiones de la Secretaría de Hacienda para considerar los estudios de preinversión y ejecutivo en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2015, por 100 millones de pesos.

Además, esa línea, que fue inaugurada en dos periodos (agosto de 1981 y mayo de 1982) está proyectada para que crezca de Santa Anita a la Central de Abastos.

Mientras que la Línea A crecerá de La Paz hacia Chalco, con una inversión federal cercana a los 14 mil millones de pesos, para 13.1 kilómetros.

El GDF también proyectó la ampliación de la red, con el crecimiento de la Línea 12, en el tramo de Mixcoac a Observatorio, donde se colocarán 3 estaciones, a lo largo de 4.1 kilómetros.

Esa ampliación permitirá crecer en 100 mil usuarios por día, y servir para aminorar el flujo que llegará del tren rápido de Toluca. Para esa obra el gobierno local cuenta con el apoyo de la Federación, que a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes le entregó 2 mil millones de pesos.

Según el proyecto de la ampliación, al que tuvo acceso MILENIO, también se contempla la ampliación de la Línea 9 hacia Observatorio, para atender la demanda del tren Interurbano Toluca-México.

APLAUDEN POLÍTICA DE EXPANSIÓN

Bernardo Baranda, director para América Latina del El Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP), indicó que es importante y con beneficios sociales la extensión de líneas del Metro, pero las autoridades deberán complementar con esos proyectos el transporte de superficie que sirve de alimentador para la red.

Jesús Padilla, presidente de al Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM), indicó que el crecimiento de la red del Metro también traerá beneficios energéticos y ambientales, que se deberán dar a conocer antes de la construcción de las ampliaciones.

“Considero que el crecimiento del Metro trae consigo muchos beneficios sociales y económicos, pero también dejará un ahorro en energía y evitará la generación de contaminantes, porque la gente tendrá la alternativa de dejar su vehículo, por un transporte eficiente y económico que deberá estar conectado por una red como el Metrobús”, indicó Padilla.