Senado pide adecuar el Metro para los discapacitados

El punto de acuerdo aprobado por el pleno argumenta que el incremento al precio del boleto permite tener recursos para las adecuaciones.
Sólo en cinco de 195 estaciones existen rampas o elevadores para ayudar a las personas con discapacidad
Sólo en cinco de 195 estaciones existen rampas o elevadores para ayudar a las personas con discapacidad (Notimex)

Ciudad de México

El Senado de la República aprobó un exhorto al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, para que informe sobre el mantenimiento y las adecuaciones que se realizan en el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro en apoyo a las personas con alguna discapacidad que lo utilizan.

En un punto de acuerdo avalado por el pleno del Senado e impulsado por la legisladora del PRI Cristina Díaz, se destaca que se debe dar seguimiento al programa Facilidades de Acceso y Traslado a Personas con Discapacidad en el Metro, que fue establecido en 1998 y que buscaba una serie de medidas y programas en favor de ese sector.

En tanto, la senadora priista Verónica Martínez Espinoza presentó otro punto de acuerdo donde se exhorta a Mancera a revisar, modernizar o, en su caso, construir la infraestructura que permita el acceso a las estaciones del Metro a las personas con algún tipo de discapacidad motriz, como quienes utilizan silla de ruedas, andaderas o bastones.

En el punto de acuerdo se argumenta que el reciente incremento al precio del boleto del Metro, de tres a cinco pesos, permitirá recursos adicionales por tres mil millones de pesos al Gobierno del Distrito Federal.

De esos, una cantidad se debe utilizar para modernizar las instalaciones deterioradas y crear infraestructura en favor de los usuarios con alguna discapacidad, sostuvo la legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Consideró que parte de esos recursos también debe destinarse a medidas de seguridad y personal capacitado para apoyar a la población con algún tipo de discapacidad.

Argumentó que desde que en 1969 se inauguró la primer línea, hasta la actualidad -que se cuenta con 12, que transportan en promedio a 3.9 millones de usuarios al día- la mayoría no recibe mantenimiento o modernización en escaleras, barandales, señalamientos, ni aditamentos para personas con capacidades diferentes.

A pesar del reciente incremento en el precio del boleto, no se perciben obras de mejoría en la infraestructura, que en algunos casos tiene una antigüedad de más de 40 años. Los pisos y escaleras de mármol en algunas estaciones están tan desgastados que son peligrosos para los usuarios, sobre todo de la tercera edad, afirmó la senadora.

Sumado a ello, sólo en cinco de 195 estaciones existen elevadores o rampas especiales para personas con algún tipo de discapacidad, ello a pesar de que en la ciudad de México, de acuerdo con el último censo del Inegi de 2010, viven unas 450 mil personas con algún tipo de discapacidad, de las que 40 por ciento tienen limitantes motrices.

“Desplazarse por la ciudad de México es una odisea para una persona con discapacidad. Solo uno de cada siete autobuses cuenta con acceso universal y sólo cinco estaciones del Metro -Indios Verdes, Centro Médico, Universidad, Tacubaya y Pantitlán- tienen la infraestructura adecuada para la gente en muletas o silla de ruedas”, señaló.

Apuntó que otro ejemplo de la forma en que esta infraestructura a favor de la población con alguna discapacidad se ha descuidado es lo que ocurre en la Línea B, donde se construyeron ocho elevadores en cuatro estaciones, con un costo de más de 23 millones de pesos, pero nunca se han puesto en operación.

Por lo anterior, se exhortó al mandatario capitalino a informar sobre el mantenimiento y las adecuaciones que se realizan en este medio de transporte en apoyo a las personas con alguna discapacidad.