Mejora salud de 4 bebés heridos en la explosión

Continúan hospitalizados cuatro adultos y nueve recién nacidos; solo una enfermera sigue grave.
Huellas de la explosión hace una semana en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa.
Huellas de la explosión en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa. (Ilich Valdez)

México

El Gobierno del Distrito Federal dio a conocer que los cuatro bebés que se encontraban en condición grave tras la explosión en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa ya se encuentran estables.

En un comunicado, el gobierno capitalino detalló que entre los cuatro niños que dejaron el estado de gravedad, pero que continúan delicados, está el bebé internado en la ciudad estadunidense de Galveston, Texas.

Dijo que una enfermera es la única persona que continúa en estado de gravedad.

En total continúan hospitalizados 13 pacientes, cuatro adultos y nueve recién nacidos, entre ellos ocho hombres y cinco mujeres.

En tanto, visitadores de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) realizaron recorridos por la zona del siniestro para verificar los avances en las reparaciones a los domicilios que resultaron afectados por la explosión.

De la misma manera, atestiguaron que personal de la delegación Cuajimalpa y del Instituto para la Seguridad de las Construcciones del Distrito Federal entregaran a directivos de escuelas las evaluaciones de riesgo hechas a los inmuebles educativos, en las que se concluyó que éstos no corren peligro.

No obstante, algunas directoras y directores que los recibieron manifestaron la preocupación de padres y madres de familia sobre si los inmuebles que ocupan las escuelas son seguros y si se expone a algún riesgo a niñas, niños y adolescentes.

Por ello, la CDHDF solicitó al jefe delegacional en Cuajimalpa y al Instituto de Seguridad de las Construcciones que se transparente y publicite el resultado de la evaluación, dictamen u opinión, con el fin de que las personas que hacen uso de esos inmuebles tengan la certeza de las condiciones que los mismos presentan.

También que se establezcan, en coordinación con otras autoridades, los acercamientos necesarios con quienes manifiesten incertidumbre respecto a las condiciones de los inmuebles para que se les transmita, en un lenguaje claro y sencillo, sin tecnicismos, el referido resultado y se les solventen sus dudas.

Además, que se verifiquen los daños que presentan los inmuebles en los cuales las personas refirieron tener afectaciones derivadas de la explosión.

El personal de la CDHDF continúa visitando los diversos hospitales donde son atendidas las personas que resultaron lesionadas y mantiene comunicación con diversas autoridades del Gobierno del Distrito Federal para informarse de la atención que se les brinda.

En el contexto de estas tareas de observación, la comisión llamó la atención de la Secretaría de Energía (Sener) para que, de manera proactiva, dé a conocer mayores datos sobre los resultados de las verificaciones practicadas a los permisionarios, posibles anomalías, sanciones y demás información que resulte de utilidad a las personas que viven y transitan en el DF para tomar decisiones informadas sobre el suministro de gas, optando por el mejor y más seguro servicio.

En la página web de la Sener se pueden consultar las fechas de las verificaciones realizadas a los permisionarios de gas, los resultados y el estatus de las mismas; sin embargo, no es posible acceder a los documentos derivados de dichos procedimientos administrativos.

La CDHDF se ha mantenido al tanto de la atención y acompañamiento a víctimas desde la explosión, incluidos recorridos por los distintos hospitales en los que aún se encuentran 13 heridos, para constatar que la información que se está dando a los familiares sea adecuada.

Respecto a los trabajos, se mantuvo al tanto de que se mitigaran los riesgos, tanto para las personas que habitan en las inmediaciones del hospital como de las que realizaron trabajos en el lugar, para que las acciones de limpieza y recolección de residuos, producto de la explosión y de la demolición, fuesen tratados, manejados, retirados del sitio y dispuestos conforme a la normatividad vigente.

En ésta se establecen los requisitos que deben reunir los sitios que se destinarán para un confinamiento controlado de residuos peligrosos previamente estabilizados, con el fin de garantizar una protección efectiva a los derechos humanos, a un medio ambiente sano y un nivel de vida adecuado de los habitantes del DF.