Caso ‘Mataperros’: ahora analizan vómito de mascota

El subprocurador Óscar Montes de Oca dijo que el dueño de un perro muerto recogió el vómito de su mascota y lo entregó a la Procuraduría para determinar si tiene algún tipo de veneno.
En el parque México reparten volantes con las fotos de los nueve canes que murieron.
En el parque México repartieron volantes con las fotos de los nueve canes que murieron. (Diego Sánchez/Cuartoscuro)

Ciudad de México

El vómito de uno de los nueve perros que murieron después de pasear por el parque México es pieza clave para determinar el veneno que usó el llamado "Mataperros" de la Condesa, dijo el subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la Procuraduría capitalina, Óscar Montes de Oca Rosales.

"Afortunadamente uno de los dueños guardó el vómito del perro (...) Podría ser orientador y resultar positivo (tener veneno), pero hasta que los peritos lo determinen", indicó en entrevista para MILENIO.

El dueño recogió el vómito que expulsó su perro después de dar un paseo por el parque México, lo conservó y lo puso a disposición de la Procuraduría a fin de someterlo a un análisis para determinar si tiene algún tipo de veneno.

Vecinos de la colonia Condesa denunciaron que del 29 de septiembre al 4 de octubre murieron nueve perros por envenenamiento. Los canes tuvieron vómito y convulsiones después de ser paseados por el parque México. Las nueve mascotas muertas son Chikis, Teddy, Lukas, Nala, Camilo, Luka, Romi, Cosmo y Daisy.

Personal de la Procuraduría hizo un rastreo por el parque y recolectó varias muestras de alimento, aves muertas, agua en bebederos para mascotas, un polvo blanco y unas salchichas, que llevaron a servicios periciales, pero ninguna ha llevado al veneno ni al envenenador.

"Han resultado negativas todas (no tenían veneno), salvo el tema de las salchichas (que aún no son analizadas)", dijo el subprocurador.

Además, la subprocuraduría capitalina tiene tres cadáveres de perros que fueron enviados a la UNAM para que se les practique la necropsia y aún están a la espera de los resultados para saber qué sustancia les ocasionó la muerte.

"En cualquier momento la universidad haría entrega de los resultados. Esperemos que en las próximas horas. Estamos pendiente de ello", dijo.

El subprocurador indicó que después de las denuncias por la muerte de perros en la Condesa, se rastreó la zona y se entrevistó a personal de limpia para conocer si había ratas o ardillas muertas que llevaran a un posible envenenamiento por ingerir veneno para roedores, pero se descartó.

Afirmó que ya revisan los videos de las cámaras de seguridad de la zona para ver si hubo alguien que haya arrojado veneno para matar a los perros; incluso un vecino de la calle Ozuluama, donde varios dueños coinciden que pasaron antes de que murieran sus perros, aportó las grabaciones de sus cámaras.

Explicó que el delito de maltrato animal está castigado en el DF de seis meses a dos años a quienes intencionalmente maltraten a un animal causándole lesiones evidentes que pongan en peligro su vida y cuando provocan la muerte es de dos a cuatro años.

Sheridan Galicia, coordinador en la veterinaria Animalia, dijo que los vecinos no han reportado nuevos casos de perros envenenados en el parque México. "No sé si ya (los paseantes) no salen o si el responsable ya dejó de tirar veneno".