A finales de abril terminará rehabilitación de Masaryk

Aunque el avance en los trabajos es de 98 por ciento, se tendrán que modificar los bolardos en las esquinas de esa avenida en Polanco, porque no cumplen con su cometido.

Ciudad de México

La coordinadora general de la Autoridad del Espacio Público en el Distrito Federal, Dhyana Quintanar, informó que las obras en la avenida Presidente Masaryk, en Polanco, tienen hasta el momento 98 por ciento de avance y se proyecta concluirlas a finales del próximo mes.

Sin embargo, la funcionaria dijo que en las siguientes semanas se tendrá que modificar el proyecto, ya que los bolardos colocados en las esquinas de la avenida no son visibles para peatones, automovilistas y son imperceptibles para personas con discapacidad visual.

“Se deben modificar estos bolardos, estamos analizando todos los esquemas para que no afecte el presupuesto original del proyecto, pero es importante reconocer que se van a hacer estos trabajos, que se está trabajando en las alternativas para que esta implicación no genere un costo al proyecto”, dijo.

Explicó que el Consejo Promotor para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad solicitó tomar estas medidas, porque los bolardos no eran perceptibles para los ciegos que se auxilian de un bastón guía.

“Sin titubeo reconocemos la necesidad de hacer estos trabajos y los estaremos realizando en próximas fechas”, mencionó.

Quintanar aceptó nuevamente que la obra presenta algunos retrasos, los cuales aseguró se deben a las condiciones del clima y a los ductos de Pemex que se encontraron en el último tramo de la obra.

Sin embargo, dijo que continúan las investigaciones para identificar posibles retrasos que sean responsabilidad de la empresa constructora.

“Se evalúa cuáles casos son imputables a la empresa, suministro de materiales no estaban disponibles, granito, semáforos, luminarias, algunas tapas de CFE, cuáles son imputables a la empresa, otros que no son y entonces se está evaluando", mencionó.

Y dijo que se evalúan modificaciones en los cuatro cruces más peligrosos de Masaryk para reducir la posibilidad de choques o atropellamientos.