Autos estacionados en bahías en Masaryk irán al corralón

La delegación Miguel Hidalgo iniciará procedimientos administrativos de verificación a establecimientos donde ocurran esas obstrucciones a peatones.
Autos estacionados en bahías o rampas, en Masaryk, serán llevados al corralón, determinaron autoridades de los gobiernos capitalino y de la delegación Miguel Hidalgo.
Autos estacionados en bahías o rampas, en Masaryk, serán llevados al corralón, determinaron autoridades de los gobiernos capitalino y de la delegación Miguel Hidalgo. (@pasotti_)

Ciudad de México

En avenida Masaryk, en Polanco, se implementará un operativo para sancionar a vehículos que se estacionen en rampas y bahías, anunciaron la Autoridad del Espacio Público, la Secretaría de Seguridad Pública y el gobierno delegacional en Miguel Hidalgo.

Lo anterior, debido a que algunos establecimientos que cuentan con rampas de acceso de vehículos en Masaryk, hacen mal uso de las mismas al estacionar autos sobre éstas y también en las banquetas, lo que obstruye el tránsito de peatones.

Se realizarán recorridos de supervisión por la zona y en caso de detectar vehículos mal estacionados u obstruyendo rampas, el paso peatonal o la entrada de algún comercio, serán remitidos al corralón por grúas de la SSPDF y se les aplicará la multa correspondiente, informó el director de Gobierno de la demarcación, David Razú.

A su vez, la delegación iniciará procedimientos administrativos de verificación a los establecimientos que coloquen autos en las rampas y banquetas.

El artículo 73 de la Ley de Establecimientos Mercantiles del DF establece la suspensión de actividades de forma inmediata, cuando el funcionamiento del establecimiento ponga en riesgo o peligro la vida o la salud en los usuarios, vecinos, trabajadores o interfieran con la protección civil.

Derivado de lo anterior, a los establecimientos que acumulen tres suspensiones les será revocado el permiso de la rampa en sus locales.

La titular de la AEP, Dhyana Quintanar, presentó también una propuesta para instalar sensores y cámaras de video en las bahías que se construyen en avenida Masaryk.

Con base en ello se pretende multar a los automóviles que se estacionen o permanezcan más de tres minutos en dichas zonas a través de “fotomultas”, medida que se pondría en marcha una vez concluidas las obras en la zona, en el primer trimestre de 2015.