Batres pide protección a la PGJDF tras recibir "amenazas"

El líder nacional de Morena dirigió una carta al procurador Rodolfo Ríos para solicitarle medidas cautelares para protección de sus hijos, por presuntas amenazas de perredistas.
El presidente de Morena, Martí Batres, pidió protección a la PGJDF luego de haber recibido presuntas amenazas contra él y su familia por motivos electorales.
El presidente de Morena, Martí Batres, pidió protección a la PGJDF luego de haber recibido presuntas amenazas contra él y su familia por motivos electorales. (José Antonio Belmont)

Ciudad de México

Martí Batres, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, denunció amenazas hacia él y su familia por parte de los perredistas Víctor Hugo Lobo, Alfredo Hernández Raigosa y Carlos Estrada, derivado de las impugnaciones que han interpuesto en algunas delegaciones tras los pasados comicios.

“Un enviado de estas personas se acercó a decirme que 'ya le baje de huevos a las denuncias del proceso electoral en Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Coyoacán e Iztacalco o mi familia sufrirá las consecuencias'.

“Dado esto que es muy grave, mis hijos –que son menores de edad– se encuentran en riesgo de sufrir agresiones, estigmatizaciones, linchamientos sociales e incluso violencia física y psicoemocional, por lo que temo por su integridad”, aseguró en una misiva enviada a Rodolfo Ríos, titular de la PGJDF.

Por lo que Batres pidió a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal medidas cautelares para que protejan a sus hijos y “contener a los agresores”, aunque aclaró que esto no implica asignación de escoltas.

El dirigente nacional de Morena consideró que si los dirigentes del PRD y sus candidatos estuvieran seguros de los triunfos que obtuvieron durante la elección del pasado 7 de junio, “se mantendrían tranquilos, esperando la resolución de los órganos electorales”.

Abundó que en diversos puntos de la Ciudad de México han colocado mantas y distribuido volantes en su contra; sin embargo, afirmó que continuarán con las impugnaciones electorales por las presuntas irregularidades que cometieron durante el proceso y el mismo día de los comicios.