En un día de marcha la pérdida en ventas es de 70%

Empleados de las tiendas Sears, Sanborns, Steren, y El Sótano dicen que las marchas afectan su bolsillo porque los ingresos de algunos de ellos dependen de las ventas del día.   
El Sears de Avenida Juárez
El Sears de Avenida Juárez (Especial )

Ciudad de México

Avenida Juárez es paso obligado para cualquier contingente que se dirija hacia la explanada del Zócalo, en el primer cuadro de la ciudad. Sobre  esta avenida hay establecimientos que pertenecen a grandes cadenas como Sears, Sanborns, Cielito Querido, Vips, Wings y librerías el Sótano, entre otros.

Los comerciantes que trabajan en los establecimientos de esta avenida y otras calles del centro prevén pérdidas por las marchas que se tienen previstas en la ciudad que van de 30 a 70 por ciento.

Personal de la tienda de ropa Vans, Sears, El Sótano, Radio Shack y Steren dijeron  que cuando hay manifestaciones sus ventas bajan en promedio 50 por ciento.

La ventas “bajan 70 por ciento porque no hay flujo de gente en Madero que es una de las calles con más afluencia”, aseguró el encargado de la tienda Radio Shack que se ubica en esta calle.

Mientras que el gerente de la tienda de electrónica Steren aseguró que “en días normales venden un promedio de 15 mil pesos, pero cuando hay marchas sólo alcanzan a vender 5 mil”.

El encargado de la Librería Bellas Artes dijo que sus ventas bajan hasta un 30 por ciento porque se ven obligados a cerrar sus locales por instrucciones de Seguridad Pública del DF.

La gerente del Sanborns, en Madero,  señaló que las manifestaciones “obvio que afectan” y estima caídas de un 30 por ciento en sus ventas.

Un empleado de la librería El Sótano platica que los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública están en comunicación con ellos para avisarles si los manifestantes “vienen violentos o están calmados”, según el reporte deciden bajar o no la cortina del establecimiento.

Dice que para ellos cerrar un par de horas representa una gran afectación porque les ponen una cuota de venta diaria que deben alcanzar. A esta librería, en un buen día entran hasta tres mil personas, en un mal día  mil 500.

Aunque el consumo varía desde los 20 pesos hasta los 2 mil pesos, el trabajador dice que son ventas no realizadas. “La gente tiene miedo de venir cuando hay marchas”.

Isabel, trabaja en la gerencia del Sears que hace esquina con el eje central  Lázaro Cárdenas, dice que hasta las 16:45 horas de este jueves para ellos la jornada de trabajo será normal ya que después tendrán que bajar la cortina de la tienda, “cuando se acerquen los de la marcha”.

“A nosotros, en lo individual y como tienda sí nos afecta porque todos los días tenemos que cumplir con una cuota y a fin de mes no alcanzamos la meta de la región”.

Las ventas que no se realizan este día difícilmente se recuperan “son artículos que se quedando en el stock”. En una escala del 1 al 10, comenta las afectaciones  están en un ocho.

Agrega que si el contingente pasa rápido y todavía es horario para reabrir lo hacen, de lo contrario las puertas permanecen cerradas.  

De acuerdo con cifras de la Canaco en un día de marcha se dejan de realizar ventas por 17 millones 614 mil pesos.


.