‘Manita de gato’ a Glorieta de Cibeles costará 11 mdp

El gobierno capitalino indicó que la rehabilitación de esta plaza mejorará la calidad de vida de los habitantes de la Ciudad de México.
Los trabajos que arrancarán mañana en esta glorieta son parte de los proyectos de regeneración urbana anunciados por el Jefe de Gobierno del Distrito Federal
Los trabajos que arrancarán mañana en esta glorieta son parte de los proyectos de regeneración urbana anunciados por el Jefe de Gobierno del Distrito Federal (Glorieta de Cibeles )

Ciudad de México

El gobierno del Distrito Federal "invertirá" once millones de pesos para la rehabilitación de la Glorieta de Cibeles, ubicada en la delegación Cuauhtémoc, con el objetivo de "mejorar la calidad de vida de los capitalinos".

El GDF instalará "cruceros de accesibilidad universal para garantizar la seguridad de los peatones, reordenamiento del comercio en plantas bajas activas, cambio de luminarias y renovación de banquetas en una superficie de intervención de 4 mil 360 metros cuadrados.

Los trabajos que arrancarán mañana en esta glorieta son parte de los proyectos de regeneración urbana anunciados por el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, se indicó. En el comunicado.

La rehabilitación de la glorieta, ubicada entre las avenidas Oaxaca, Medellín y Durango, en la colonia Roma Norte, contempla la instalación de iluminación peatonal; renovación de pavimentos; cruces seguros con accesibilidad universal, renivelación de pisos; poda y saneamiento de vegetación existente e incorporación de elementos tipo cubresuelos; incorporación de nuevas jacarandas para consolidación del frente vegetal, y retiro de arrayanes en cajetes y perímetro de la fuente.

Se indicó que, entre los objetivos de la regeneración está el reordenar el comercio en plantas bajas activas y reorganizar la trama peatonal, a fin de contar con cruces seguros en el perímetro que mejoren las condiciones de accesibilidad y el mantenimiento de ese importante y representativo espacio público.

Supuestamente los pavimentos serán a base de piezas de recinto natural rectificadas color negro, de poro cerrado, de 4 centímetros de espesor, asentado con mortero cemento-arena, que integre todas las unidades.

Los trabajos podrían terminar en febrero del próximo año.