Manifestantes se van sin resolver sus demandas

Retiran plantón en Bucareli un día después. Voceros de Coordinadora Nacional Plan de Ayala ofrecen disculpas.
Retiro de la protesta en las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación.
Retiro de la protesta en las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación. (Nelly Salas)

Ciudad de México

Luego de no obtener una solución a sus demandas, los integrantes de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala retiraron su plantón de la avenida Bucareli, frente a la Secretaría de Gobernación, que instalaron apenas un día antes; por la mañana, los voceros del movimiento, Carlos Ramos y José Narro Céspedes, ofrecieron disculpas a quienes resultaron afectados.

En conferencia de prensa, informaron que se retirarían alrededor de las 4 de la tarde porque no obtuvieron respuesta de ninguna dependencia del gobierno federal a las que recurrieron; "no nos vamos a instalar por meses, hoy nos vamos a las 4 de la tarde".

Ramos se refirió al centralismo que hay en las secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, en la de Desarrollo Social y en la de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, entre otras, cuyas oficinas se encuentran en el DF: "Si las dependencias y el gobierno federal hicieran su chamba, no tendríamos motivo para venir a la Ciudad de México".

En tanto, Narro Céspedes comentó que "no ha sido posible que se siente la mesa central de negociación, nos dicen que el responsable es el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, pero está de vacaciones".

Aseguró que después de tres años de plantear la necesidad de un Acuerdo Nacional para el Campo, "estamos pidiendo una reunión con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, porque las cosas no han avanzado".

Además, informó sobre las actividades que realizan desde el pasado lunes, cuando inició la Jornada de Lucha por la Dignificación del Campo que lleva a cabo la organización campesina en todo el país y que comenzó con una marcha que concluyó en el plantón frente a Gobernación y que ayer se levantó.

Narro Céspedes recordó que parte de la jornada es para exigir la reducción de los precios de los energéticos en el campo a 50 por ciento, entre otras demandas.