Reprocha Mancera a izquierda no aprobar reforma política

El jefe de Gobierno reprochó a la izquierda el que no se desahogara tampoco la desvinculación del salario mínimo en este periodo de sesiones en el Senado.
Miguel Ángel Mancera adelantó que el próximo año todos los mandos medios y superiores del DF serán evaluados.
Miguel Ángel Mancera reiteró el llamado a la izquierda para impulsar el tema de la reforma política. (Cortesía)

Ciudad de México

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, reprochó a los representantes de la izquierda en el Senado de la República que no se desahogara la reforma política y la desvinculación del salario mínimo en el periodo ordinario de sesiones que concluyó ayer.

En conferencia de prensa, afirmó que los planteamientos hechos por su administración deben de tener un impulso decidido de la izquierda y "no debe quedar ninguna duda" de que lo están haciendo.

"Reitero el llamado al grupo de la izquierda en el senado, reitero el llamado tanto para la reforma política de la ciudad como para impulsar de manera decidida el tema del salario mínimo, me parece que si el impulso del salario mínimo no estuviera en la agenda de la izquierda de este país, estaríamos equivocando de rumbo", afirmó.

Subrayó que el tema del salario no se puede entender como la derrota de un partido ni como la pérdida de una bandera porque es un asunto del país.

Por lo que aseguró que su gobierno continuará dando la batalla para conseguir tanto la reforma política como la desvinculación del salario.

"Vamos a seguir trabajando los dos temas, no nos desanima de ninguna manera, más allá de los intereses políticos y más allá de las luchas que se puedan dar internas, entre los propios grupos que representan o dicen representar los intereses de la sociedad y de la ciudad de México", puntualizó.

Dijo que con la Reforma Política del DF se perdió la oportunidad de dar más garantías y derechos a los habitantes de la capital, pero aseguró que lo más "doloroso" es que no haya avanzado la desindexación del salario mínimo.

"Me parece que todo lo demás lo podemos seguir construyendo lo podemos seguir platicando y lo podemos seguir trabajando, pero lo más doloroso debe ser el tema del salario mínimo. Se había trabajado ya con los diputados, porque existían los consensos, porque estaban dadas las condiciones y porque aún cuando se planteaba la modificación a un transitorio me parece que el paso estaba dado", subrayó.