Locatel tendrá línea telefónica para atender el tabaquismo

Quienes deseen dejar de fumar podrán recibir terapias psicológicas de 45minutos. El servicio estará disponible las 24 horas del día y durante todo el año.
Diputados federales propusieron incrementar el impuesto al tabaco para compensar el recorte al sector salud, contemplado en el presupuesto 2017.
Personas que deseen de fumar podrán hablar a Locatel para recibir apoyo psicológico, a partir del próximo 9 de junio. (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

Locatel lanzará el próximo 9 de junio la línea telefónica "Vive sin tabaco", para dar terapias psicológicas de 45 minutos a personas que deseen dejar de fumar, adelantó la coordinadora del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Guadalupe Ponciano Rodríguez.

La atención para los pacientes será las 24 horas del día y durante todo el año. El proyecto arrancará con un aproximado de 70 terapeutas capacitados para brindar atención psicológica, pero se prevé que esta cifra aumente así como el número de líneas telefónicas.

En entrevista con MILENIO, la doctora explicó que quienes tienen una alta dependencia física a la nicotina, no pueden ser atendidos mediante dicha línea telefónica y serán canalizados a sesiones presenciales, porque "generalmente este tipo de personas, cuando dejan de fumar, su síndrome de abstinencia es muy severo y necesitan medicamento”.

Por lo anterior agregó que en los últimos 12 meses, 80 por ciento de los fumadores pensaron dejar el cigarro; no obstante, solo 10 por ciento lo logró, por lo que “en México se debe ofrecer ayuda de fácil acceso en 100 por ciento de los centros de salud”.

En el marco del Día Mundial sin Tabaco, que se celebrará el próximo 31 de mayo, el doctor Sergio Adolfo Pérez, de la organización civil de Querétaro Gracias no Fumo,  destacó que en México mueren 60 mil personas al año, es decir, 180 mexicanos diariamente.

El doctor Rafael Camacho Solís, fundador de la Alianza Contra el Tabaco, comentó que la medida más efectiva para reducir el consumo de tabaco es subir los impuestos a los cigarrillos.

En la Ciudad de México, dijo, hay nueve millones de personas que son adictas al tabaco, las cuales fuman en promedio de seis a siete cigarros diarios y cada colilla de cigarro contamina dos litros de agua.

En ese sentido, agregó que entre los países que conforman la OCDE, México ocupa el último lugar, respecto al PIB que se destina al sector salud, al recibir éste apenas 6.8 por ciento, comparado con el promedio de los demás países que es de 9.3 por ciento.

Sin embargo, los impuestos (siete pesos por cajetilla) no se actualizan conforme a la inflación. Para compensar su caída el impuesto de 35 centavos por unidad debería ajustarse a 41 centavos, lo que podría generar una recaudación adicional de cerca de 2 mil 300 millones de pesos.

El  Informe sobre la Situación Mundial de las Enfermedades No Transmisibles 2014, detalla que México será incapaz de reducir la prevalencia de consumo actual en un 30 por ciento en las personas de 15 años o más en los plazos de la OMS para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles 2013-2020.

En el Informe sobre Control del Tabaco en la Región de las Américas, de los 17 países que son totalmente libres de humo de tabaco en lugares públicos cerrados, áreas interiores de trabajo y transporte público, México no es uno de ellos.