Llaman a vecinos de Masaryk a instalar una mesa de diálogo

Amagan con realizarán protesta con picos y palas para dañar obras de esa avenida de la ciudad; aún quedan trabajos pendientes.
En agosto pasado se inauguró esa avenida.
En agosto pasado se inauguró esa avenida. (Octavio Hoyos)

México

Ante la protesta que realizarán vecinos de Polanco, incluso con picos y palas para dañar las obras de avenida Masaryk, en Polanco, el Gobierno del Distrito Federal hizo un llamado a los inconformes a entablar una mesa de diálogo para la próxima semana; sin embargo, dejó en claro que las obras no se detendrán.

A pesar de que se inauguró esa avenida en agosto pasado, aún quedan trabajos pendientes para colocar jardineras e iluminación, que se prevé concluyan en diciembre próximo, además del suministro de energía y colocación de transformadores por parte de la CFE, obras que se extenderán hasta el primer semestre de 2017.

"Hay que convencerlos de que no hay marcha atrás y, por supuesto, de que no pueden llegar con pico y pala a tirar las banquetas, esa no es la manera de resolver el problema", afirmó la secretaria de Gobierno, Patricia Mercado.

La funcionaria aseguró que la representación vecinal es diversa en esa zona de la ciudad y es solo un grupo de vecinos los que se están oponiendo totalmente a las obras.

Por tanto, insistió en la necesidad de entablar un diálogo para priorizar las obras e incluso se invitará a la nueva administración delegacional para que presente su posición al respecto y los planes que tiene para la zona.

"Queremos hacer este llamado a las organizaciones de vecinos de Masaryk para sentarnos la próxima semana, ver qué es lo que nos falta, cerrar lo pendiente, priorizar, haciendo un acuerdo con las organizaciones vecinales e invitar al gobierno delegacional", destacó.

A su vez, el secretario de Desarrollo Urbano, Felipe de Jesús Gutiérrez, comentó que la inversión total de las obras que faltan es de 161 millones de pesos.

En este sentido, detalló que para la colocación de jardineras se destinarán 7 millones de pesos; 14 para la iluminación artística del camellón, y 140 millones para los trabajos de la Comisión Federal de Electricidad.

El funcionario dejó en claro que para realizar los trabajos que faltan no será necesario modificar las obras terminadas.

Respecto al avance de las intersecciones seguras, se informó que la restricción de vuelta a la izquierda desde Emilio Castelar a Moliere se definió bajo el principio de mejorar las condiciones de seguridad, toda vez que se tenían detectadas 23 formas de atropellar a los peatones o sufrir algún percance vial. Con este diseño se disminuye el riesgo 65 por ciento.