Este jueves se pondrá en marcha L6 de Metrobús

La entrega de los trabajos se retrasó cuatro meses; no obstante, con ese transporte de Aragón a El Rosario, por el Eje 5 Norte, los usuarios ahorrarán 40 minutos en el traslado.
Una vez que fueron entregados los trabajos de construcción de la Línea 6 del Metrobús, se prevé para este jueves  la puesta en marcha de esa ruta Aragón-El Rosario.
Una vez que fueron entregados los trabajos de construcción de la Línea 6 del Metrobús, se prevé para este jueves la puesta en marcha de esa ruta Aragón-El Rosario. (Especial)

Ciudad de México

Este jueves 21 se pondrá en marcha la Línea 6 del Metrobús, con cuatro meses de retraso en su entrega. Con los 20 kilómetros que tiene de recorrido de Aragón a El Rosario, la red de ese transporte se incrementará a 125 kilómetros.

Con esta nueva línea de Metrobús, que correrá por el Eje 5 Norte, se calcula que dejarán de efectuarse 25 mil viajes en auto por día.

La Línea 6 del Metrobús realizará un equivalente a 145 mil viajes por día, de los cuales 75 mil se hacían con otros modos de transporte público, pero ahora se harán en los autobuses articulados.

Con ello, se prevé un ahorro aproximado de 40 minutos en el recorrido, pues sin Metrobús el traslado tardaba hasta 100 minutos. Con las unidades articuladas se prevé cubrir la ruta en 60 minutos.

De acuerdo con el proyecto ejecutivo de la Línea 6 del Metrobús, que será identificada con el color rosa, del cual Milenio tiene copia, también se reducirá la emisión de 20 mil toneladas de carbono al año con ese corredor.

En total, con las otras cinco líneas del Metrobús, la reducción de contaminantes llegará a 122 mil toneladas anuales.

La inversión para la infraestructura de la Línea 6 del Metrobús fue de mil 250 millones de pesos, que sirvieron para acondicionar el carril confinado y para la construcción de 35 estaciones y dos terminales.

Además, todas las estaciones fueron acondicionadas con elementos para personas con discapacidad, por lo que se consideran 100 por ciento accesibles.

Ese corredor tendrá una combinación de concreto hidráulico y asfalto modificado, a lo largo de su trayecto que abarca las delegaciones Gustavo A. Madero y Azcapotzalco.

El asfalto que se colocó tiene una estructura de 3 capas: CAT (Capa Absorbedora de Tensión), CAM (Capa de Alto Módulo) y SMA (Stone Mastic Asphalt) que tiene mayor flexibilidad, es permeable y antiderrapante, y su vida útil es superior a la del asfalto convencional.

Según el proyecto, la Línea 6 de Metrobús tendría una flota inicial de 75 autobuses articulados, con un peso de 30 toneladas y 18 metros de largo cada uno, aunque después las autoridades confirmaron que llegarían 86 autobuses Volvo y Mercedes Benz.

Como elementos de beneficio al usuario y al peatón, en el trayecto se colocaron semáforos nuevos con cronómetro peatonal, y las unidades viajarán por carriles centrales.

Esa línea tendrá conexión con las líneas 1, 3 y 5 del Metrobús, así como con las líneas 3, 4, 5, 6, 7, 8, y B del Metro.

Para la operación de la Línea 6, los conductores, que serán cerca de 300, tuvieron un curso de tres semanas, y fueron sometidos a exámenes médicos, de evaluación, de cursos teóricos sobre reglamento, Ley de Movilidad, de principios mecánicos y de primeros auxilios.