Sustenta GDF construcción de Línea 6 de Metrobús

La Secretaría de Movilidad publicó en la Gaceta Oficial capitalina el balance de la oferta y demanda del transporte público sobre el Eje 5 Norte, donde correrá la nueva línea de Aragón a El Rosario.
Así quedará la Línea 6.
Así quedará la Línea 6. (Cortesía)

Ciudad de México

La Secretaría de Movilidad capitalina dio a conocer el balance de la oferta y demanda de transporte público sobre el Eje 5 Norte, para la construcción de la nueva línea del Metrobús que correrá por esa vialidad desde Aragón hasta El Rosario.

De acuerdo con el documento difundido en la Gaceta Oficial capitalina “los resultados de este estudio sustentan la aprobación de un corredor de transporte público de pasajeros tipo Metrobús en dicha vialidad y el presente balance oferta–demanda”.

El nuevo corredor, que operará como Línea 6, tendrá una longitud aproximada de 20 kilómetros, desde la intersección de Avenida Francisco Morazán y Avenida Carlos Hank González, hasta el Centro de Transferencia Modal “El Rosario”.

En la vialidades objeto del estudio se detectó que en al menos alguno de sus tramos operan la Red de Transporte de Pasajeros y el Servicio de Transportes Eléctricos; así como nueve organizaciones de transporte concesionado de la ciudad y una del Estado de México, que suman 111 servicios de transporte colectivo.

Estos servicios atienden una red con cobertura en las delegaciones Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Venustiano Carranza y Azcapotzalco, así como los municipios de Tlalnepantla, Ecatepec y Netzahualcóyotl del Estado de México.

El balance determina que 11 de los servicios incluidos en el inventario y que integran una red de 309.1 kilómetros, resultan significativos para la movilidad en el Corredor, por la longitud que cubren y la demanda que atienden, en Gustavo A. Madero, Azcapotzalco y Netzahualcóyotl.

Señala que el parque vehicular que opera en esos servicios es en promedio de 295 unidades, descartando la proporción de vehículos que operan servicios alternos, de las cuales 30% son autobuses largos, 33% autobuses cortos y 37% microbuses, y que la edad de las unidades es de entre 20 y 12 años.

Considerando lo anterior, el balance determina que “100% de este parque vehicular es de tecnología obsoleta, con altas emisiones contaminantes y el 37% son microbuses de baja capacidad que no fueron diseñados para el transporte de pasajeros”.

Agrega que en promedio las unidades registran un nivel de aprovechamiento de su capacidad ofertada de 29%, lo que refleja sobreoferta de capacidad, bajo aprovechamiento del parque vehicular y baja captación de pasajeros por unidad, además de un uso ineficiente de la vialidad y altas emisiones contaminantes por pasajero.

Así, se sustenta que es necesaria la sustitución de estos vehículos por unidades de mayor capacidad y tecnología ambiental actualizada, debido a que una proporción importante son microbuses de baja capacidad que no fueron diseñados para el transporte de pasajeros y la mayoría ya concluyeron su vida útil.