Balasto mexicano no causó fallas en L12: Cuauhtémoc Velasco

El diputado local, integrante de la Comisión Investigadora de esas fallas, refirió que el proceso de desgaste ondulatorio se debió a "falta mantenimiento predictivo, preventivo y correctivo".
El Colegio de Ingenieros indicó que le diseño de la Línea 12 es adecuado, no así los rieles utilizados en la vía.
El Colegio de Ingenieros indicó que le diseño de la Línea 12 es adecuado, no así los rieles utilizados en la vía. (Cuartoscuro (Archivo))

Ciudad de México

El balasto mexicano que se empleó para la Línea 12 del Metro, no es la causa de la problemática de la vía que generó el desgaste ondulatorio.

De acuerdo con el análisis que hizo el grupo parlamentario del partido Movimiento Ciudadano en la Asamblea Legislativa sobre el resultado que entregó el grupo de asesores a la Comisión Investigadora de las fallas de la Línea 12, se sugiere sustituir aquel que no cumpla con las especificaciones requeridas.

Además se planteó instalar tapices entre la losa de concreto hidráulico y el balasto, para reducir y disipar las vibraciones que producen los trenes en contacto con la vía.

De acuerdo con el diputado local Cuauhtémoc Velasco, integrante de la Comisión Investigadora, sobre los durmientes y nablas, aparatos de vías y demás elementos que han sufrido daños, se reconoce la necesidad de sustituirlos.


En el caso de los durmientes, se debe instalar en los que no cumplan con las especificaciones requeridas, una base elástica entre éstos y los rieles, cosa que no fue detectada por las supervisoras.

"Asimismo, entre otras tareas de mantenimiento emergente se reitera la necesidad de realizar el reperfilado tangencial de rieles, cuyo inicio ha sido anunciado en días recientes por el Gobierno del Distrito Federal, y el reperfilado de ruedas metálicas de los trenes que ya no cumplan con las especificaciones requeridas; así como la lubricación (engrasado) de rieles", señala el legislador.

"El estudio concluye de esa manera que es evidente que uno de los factores fundamentales del acelerado proceso de desgaste ondulatorio es la falta mantenimiento predictivo, preventivo y correctivo, además de las ya mencionadas fallas en la operación de la Línea 12".

Además, el legislador local señaló que el fenómeno del desgaste ondulatorio es común y predecible en todos los sistemas de trenes de rueda metálica, así que existen amplias experiencias para su corrección y mantenimiento, por lo cual hubo una omisión en no prever su aparición y tratamiento en los manuales de mantenimiento de la Línea Dorada.

Por otra parte, se menciona la puesta en operación de la línea con 18 de 30 trenes, lo que posiblemente provocó retrasos en el mantenimiento debido a las energizaciones de vía para las pruebas de los trenes que se integraron de manera subsiguiente.

Otro aspecto relevante del estudio es el énfasis que pone en los problemas de coordinación entre las distintas instancias encargadas del mantenimiento de los sistemas de la Línea 12.

Al respecto, dijo el legislador, las empresas, al tener una responsabilidad contractual limitada, han dejado vacíos en las actividades de mantenimiento, los cuales no fueron oportunamente asumidos por el STC Metro y el Proyecto Metro DF, encargadas no de actividades limitadas, sino de todos los aspectos que lleven a la prestación oportuna, eficiente y segura.

El Grupo Técnico Asesor ha confirmado que la implementación unilateral de restricciones de velocidad en varios tramos fue un error, producto de no contarse con los análisis adecuados que permitieran prever el daño que la fuerza centrípeta y la concentración de peso provocan al sistema, dando paso así a un círculo perverso.