Cierre parcial de Línea 12 provoca caos vial y empujones

Debido a la suspensión del servicio en once estaciones, la gente tiene que esperar de 30 a 40 minutos para poder subir al servicio provisional de RTP.

Ciudad de México

Entre empujones y gritos empezaron su mañana los usuarios de la Línea 12 del Metro, debido a la saturación del servicio de autobuses de la Red de Transportes de Pasajeros (RTP), que se habilitó hoy luego de la suspensión por un periodo de seis meses del servicio en once estaciones que presentan fallas.

Las personas tienen que hacer filas y esperar de 30 a 40 minutos para abordar uno de los 300 camiones de la RTP que el Gobierno del Distrito Federal dispuso para otorgar el servicio que hasta ayer daba la Línea 12.

"Es una injusticia que nos hagan esto, nunca nos preguntaron si queríamos el aumento y como buenos mexicanos agachones nos dejamos y ahora nos quitan el servicio. No es justo", comentó María Concepción.

La señora María, que fue una de las pocas que se enteraron del cierre de las estaciones del Metro, comentó que ante esta situación tuvo que salir una hora antes de su casa y que aún así ya va retrasada a su trabajo.

La Avenida Tláhuac presenta un severo caos vial, pese a la presencia de elementos de la Policía del Distrito Federal, que intentan agilizar el tránsito vehicular así como el descenso y ascenso de pasajeros afuera de las estaciones de la Línea Dorada.

En un recorrido hecho esta mañana por Milenio se comprobó que el autobús de la RTP hizo un tiempo de 45 minutos de la estación Tezonco a la de Periférico Oriente, cuando en el Metro este tramo se recorría en tres minutos.

En la terminal de Tláhuac las filas son interminables, aunque la gente tiene más suerte porque los autobuses llegan vacíos. Conforme avanza el recorrido y las personas van subiendo en las estaciones, es más complicado poder abordar un camión.

El tránsito en la avenida Tláhuac se para por lapsos de 10 a 15 minutos y el avance entre estos periodos son apenas unos metros, por lo que mucha gente optó por bajarse de los autobuses y caminar, pues afirman "es más rápido".

Las personas que viajan en los autobuses de la RTP lucen enojados y expresan sus quejas en voz alta.

"¡Está cabrón! A ver si a las ocho llego a Atlalilco", se queja un usuario y de inmediato otros le responden: "A este paso, ¡hasta crees!".

En el recorrido que hizo Milenio, se constató que para abordar un camión del RTP se dejan pasar 13 que ya van llenos, esta espera fue de 27 minutos.

Las rutas de los camiones de la RTP son: Tláhuac-Atlalilco y Tláhuac-Constitución de 1917, estos últimos son los que transportan a un menor número de personas.

Situación que también causa molestias, pues la gente opina que estos camiones deberían sólo recorrer la ruta del Metro.

Ante la saturación del servicio, la gente prefiere caminar hacia otra avenida como Periférico para tratar de abordar otro medio de transporte hacia sus destinos.

A tres meses del incremento en el pasaje de tres a cinco pesos, este miércoles dejó de dar servicio la Línea Dorada, inaugurada en 2012 por el entonces jefe de Gobierno Marcelo Ebrard.

Las estaciones que están cerradas son Tláhuac, Tlaltenco, Zapotitlán, Nopalera, Olivos, Tezonco, Periférico Oriente, Calle 11, Lomas Estrella, San Andrés Tomatlán, Culhuacán y Atlalilco en sus dos sentidos de oriente a poniente.

El Sistema de Transporte Colectivo dará servicio normal de semana laborable y fin de semana en las estaciones Mixcoac, Insurgentes Sur, Hospital 20 de Noviembre, Zapata, Parque de los Venados, Eje Central, Ermita, Mexicaltzingo y Atlalilco en ambos sentidos de poniente a oriente.