Cuestionan reforma a Ley Antitabaco

Organizaciones sociales cuestionaron la reforma a Ley General para el Control del Tabaco, ya que posterga por dos años la exigencia de librar los espacios públicos del humo de cigarro.
Distintos grupos buscan que se cumpla la Ley de Protección contra la Exposición al Humo del Tabaco, aprobada el 17 de noviembre de 2012
Organizaciones sociales piden que aprueben la iniciativa de reforma que fue redactada inicialmente por la senadora Maki Esther Ortiz (Especial)

Ciudad de México

Organizaciones sociales que combaten el cáncer y el tabaquismo cuestionaron el dictamen de la Comisión de Comercio y Fomento Industrial del Senado, que reforma la Ley General para el Control del Tabaco, dado que posterga por dos años la exigencia de librar los espacios públicos del humo de cigarro, así como la restricción de la publicidad y patrocinio de eventos por tabacaleras.

"Urgimos al senador Miguel Barbosa Huerta, en su calidad de Presidente del Senado, y a todos los integrantes del mismo a que aprueben la iniciativa de reforma a la Ley General para el Control del Tabaco, como fue redactada inicialmente por la senadora Maki Esther Ortiz", señalaron.

Los representantes de las ONG aseguraron que dicha reforma incumple con las recomendaciones del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, firmado y ratificado por México, por ello, rechazaron el dictamen aprobado el pasado 8 de octubre por la Comisión de Comercio y Fomento Industrial del Senado.

"La declaración de México como país libre de humo de tabaco no debe tardar más de 3 ó 4 meses a partir de su promulgación, postergarlo a dos no cumple con recomendaciones internacionales", dijo Erick Antonio Ochoa, de la Fundación InterAmericana del Corazón.

El dictamen propuesto por dicha Comisión, abundó, "atenta contra la salud de los mexicanos mediante la postergación de 2 años para que las 32 entidades federativas del país puedan disfrutar de espacios públicos cerrados libres de humo de tabaco; una restricción sumamente fragmentada sobre la publicidad, promoción y patrocinio de productos de tabaco.

"Y la integración en los empaques de cigarros de advertencias sanitarias con pictogramas que ocupan sólo el 30% de la superficie de tales empaques".

María Elena Maza, representante en México de American Cancer Society, aseguró que "estamos ante una ventana de oportunidad limitada que México tiene para tomar un rol de liderazgo y prevenir un retroceso en materia legislativo alejándose de buenas políticas de salud pública basadas en evidencia científica", agregó.

A su vez, Mayra Galindo Leal a nombre de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer y de la Red contra el Cáncer solicitó a la Comisiones de Salud y de Estudios Legislativos Segunda del Senado que considere favorablemente las recomendaciones que numerosas organizaciones internaciones y nacionales han hecho llegar a ese cuerpo legislativo, además de las correspondientes a la propia Organización Panamericana de la Salud.

"La protección a la salud de quienes vivimos en este país no debe postergarse y por ello la declaración de México como país libre de humo de tabaco no debe tardar más de 3 ó 4 meses a partir de su promulgación", dijo.

"Como organizaciones que trabajamos por la salud de las mujeres enviamos un mensaje al Senado a efecto de que cumpla su compromiso proteger la salud de las mujeres; hacemos un llamado a la población para que tome conciencia de los daños que provoca el consumo de tabaco" expuso Elda Vecchi representante de la Fundación Cimab, de la Coalición Mexicana por la Salud Mamaria y de la Unión Latinoamericana contra el Cáncer de la Mujer.

Juan Zinser Sierra, Presidente del Consejo Mexicano contra el Tabaquismo denunció "Cada muerte le representa a la industria tabacalera una ganancia muy importante, tomando en cuenta el número de cajetillas que cada persona se fuma, por tal motivo son capaces de cabildear, mentir y abusar para favorecer sus intereses. Bloquean cualquier tipo de política pública dirigida al control del tabaco".

El especialista resaltó como estratégico el papel de los legisladores para proteger la salud de nuestra población. "Sin un Poder Legislativo fuerte, independiente y consciente de este grave problema, no se avanzará en una reforma positiva de la ley, sin el apoyo de los diputados y senadores, el control del tabaco no se logrará; las leyes y su cumplimiento son indispensables para consolidar nuestros esfuerzos.

"Sólo a través de leyes se puede regular el control del tabaco, por lo cual, es preocupante que México esté retrocediendo en políticas públicas para el control del tabaco, indicó Zinser, para agregar que el retroceso es peor que no haber avanzado".

En México cada hora mueren más de 7 personas por alguna causa relacionada al consumo de tabaco y anualmente se gastan aproximadamente 60 mil millones de pesos en atención médica por este concepto, por lo cual urgen aprobar la iniciativa de reformas a la Ley General para el Control del Tabaco presentadas por la Senadora Maki Ortiz, concluyeron los representantes de las organizaciones.