Ley de marchas quita autonomía al DF: Mancera

El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera aseguró que ya analizan la controversia que podrían presentar contra la reforma si ésta es aprobada en el pleno de San Lázaro.
El jefe de Gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera.
El jefe de Gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera. (José Antonio Belmont)

Ciudad de México

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, se pronunció en contra de la Ley de Manifestaciones Públicas aprobada ayer en comisiones de la Cámara de Diputados, porque va en contra de la búsqueda de autonomía de la ciudad, propuesta en la reforma constitucional para la Ciudad de México.

En conferencia de prensa, afirmó que la Consejería Jurídica de su gobierno estudia los recursos que podría interponer de ser aprobado el dictamen.

“Yo he ordenado ya a la Consejería Jurídica que analice lo que tiene que ver con la inconstitucionalidad o controversia. Habrá que esperar hasta que los diputados y diputadas analicen; hasta que pudiera haber un debate en el pleno y vamos a esperar con toda tranquilidad hasta que esto suceda”, señaló.

Mancera mencionó que el debate debe ser de derechos más que de restricciones o prohibiciones porque el 70 por ciento de las movilizaciones son ajenas a la ciudad y se pueden resolver a través de una mesa de negociación.

“La coyuntura que ha vivido la Ciudad de México, yo creo que no debe ser un tema político, no debe entenderse exactamente en la dimensión de lo que es un conflicto nacional, no debe ser un tema de botín político”, dijo.

Y aseguró que es necesario revisar las atribuciones y facultades en la materia.  

“No podemos apoyar lo que va en contra de lo que estamos planteando, lo que nosotros estamos planteando es que la Ciudad de México debe fortalecer su autonomía, que debe fortalecer su esquema de competencias, por eso hicimos la propuesta de la iniciativa de reforma constitucional para la Ciudad de México y esta ley es absolutamente contraria, es otra vez ir al Congreso a regular a la Ciudad de México”, precisó.