Lanzan jitomatazos contra Toledo; exigen destitución

Apoyan a la diputada panista Priscila Vera como sustituta; priistas acusan de corrupción a la titular de Tlalpan, Maricela Contreras.
Lanzan jitomatazos contra Toledo, exigen la inmediata destitución del jefe delegacional a quien acusan de presuntos actos de corrupción.
Lanzan jitomatazos contra Toledo, exigen la inmediata destitución del jefe delegacional a quien acusan de presuntos actos de corrupción. (Alejandro González )

México

Decenas de vecinos de Coyoacán, seguidores de PAN y PRI, exigen la inmediata destitución del jefe delegacional Mauricio Toledo, a quien acusan de presuntos actos de corrupción.

Justo al finalizar la protesta, un grupo de jóvenes se instaló frente a la sede del gobierno delegacional para entregarle “un regalo” al titular de la demarcación y comenzaron a lanzar jitomates, lo que provocó que se rompieran dos cristales de las oficinas, mientras los uniformados resguardaban la puerta principal.

En representación de los vecinos, José Antonio Soria, habitante de la colonia Ruiz Cortinez, señaló que se deslindan de los hechos violentos ya que su petición “siempre será pacífica”.

Gabriela Belmont, otra de las dirigentes, dijo que exigen la renuncia de Toledo debido a su “mala administración”, y puso como ejemplo la construcción de los departamentos en Céfiro 120 y de la gasolinera El Calderón, denuncias por el desabastecimiento de agua y la ausencia de verificación en bares donde supuestamente acuden menores de edad, por mencionar algunas.

Asimismo, lo acusó de repartir despensas, a través de su gente, a los vecinos de la delegación a cambio de la entrega de documentos oficiales para afiliarse a su partido (PRD) y votar por sus planillas.

Otra vecina, quien dijo vivir desde hace más de 20 años en la demarcación, comentó que “esta ha sido la peor de las administraciones en Coyoacán. Vivimos atemorizados por tanta narcotiendita, y el señor Toledo nomás no rinde cuentas, no sabemos qué hace con el dinero”.

En la congregación, varios de los manifestantes, que portaban pancartas del PAN y otros chalecos con la insignia del PRI, lanzaron consignas como “Fuera Toledo, es la plaga del siglo, acabemos con ella”, mientras que algunos se pronunciaron a favor de la diputada panista Priscila Vera.

Los inconformes, procedentes de las colonias Pedregal de Santo Domingo, Prados de Coyoacán, Santa Úrsula Coapa, Barrio Niño de Jesús, San Francisco Culhuacán, entre otras, recabaron firmas entre los asistentes para presentarlas al jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, y solicitarle la remoción de Mauricio Toledo.

Inconformes en la ALDF

Integrantes del PRI capitalino se manifestaron afuera de la Asamblea Legislativa para exigir la remoción de la jefa delegacional en Tlalpan, Maricela Contreras, a quien acusan de estar involucrada en diversos actos de corrupción.

Los priistas también criticaron a los legisladores locales del PRD, quienes durante la sesión de la diputación permanente del pasado miércoles aprobaron por unos minutos un punto de acuerdo en el que se solicitaba la renuncia de Contreras, pero que al darse cuenta recularon.

“Los diputados perredistas además de dormidos son cínicos. Ayer (miércoles) mostraron su ignorancia, su falta de responsabilidad y la expresa violación a la ley, cuando al despertar de su siesta se dieron cuenta que habían aprobado el exhorto hacia Contreras.

“No importa qué tan graves sean los delitos promovidos por los jefes delegacionales, cualquier llamado para que se aplique la ley será en vano porque nosotros protegemos la ilegalidad”, subrayó la secretaria general del comité directivo del tricolor, Laura Arellano Gilmore.

Durante la protesta, la priista también exhortó a los asambleístas que pertenecen a dicha demarcación, Carlos Hernández Mirón, Héctor Hugo Hernández y Rodolfo Ondarza, a emprender acciones para combatir la corrupción e informar lo que han hecho al respecto.

“Hoy los jefes delegacionales enfrentan una severa crisis de credibilidad ante la ciudadanía porque han distorsionado el significado de representatividad popular, convirtiéndola en el medio para instalar redes de corrupción y negocios paralelos, destruir la economía local y no hay fuerza ni autoridad que los sancione”, acusaron.