REPORTAJE | POR ILICH VALDEZ

Lago de Tláhuac, listo para recibir patos, gansos y turistas

Rehabilitación

El cuerpo de agua se fracturó con el temblor de 7.4 grados Richter de marzo de 2012, por lo que la delegación, la Secretaría del Medio Ambiente y el Sistema de Aguas sumaron esfuerzos para invertir 4 millones de pesos en su recuperación.

Ciudad de México

Luego de 19 meses de trabajos, fue rescatado el lago artificial del Bosque de Tláhuac, adonde cada año llegan aves migratorias, como patos canadienses y gansos africanos.

El lago se fracturó luego del temblor de 7.4 grados Richter del 20 de marzo de 2012, que ocasionó que se secara, pues a través de siete grietas el agua se filtró al subsuelo.

A pesar de ello, continuaron llegando los patos canadienses, que pesan entre 4 y 5 kilos, y los gansos del continente africano, que pesan entre 8 y 10 kilos los machos y entre 6 y 8 las hembras.

Estas especies arriban a partir de noviembre, pero el año pasado tuvieron que ser resguardados por las condiciones del lago.

Para evitar que las aves tuvieran problemas en su estancia, las llevaron a una zona especial dentro del bosque, donde tuvieron cuidadores las 24 horas.

Angelina Méndez, jefa delegacional, señaló que la inversión para recuperar el lago artificial fue de 4 millones de pesos, lo que resultó en la llegada de parvadas de patos.

"Luego de que sufrió la fractura que ocasionó que se secara, nos dimos a la tarea de presentar un proyecto a la Secretaría del Medio Ambiente y se retoma en conjunto con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, para llevar a cabo la reparación.

"En este momento el lago se encuentra completamente rehabilitado, se solucionaron las fracturas y se volvió a llenar; su funcionamiento es óptimo, incluso hay lanchas y trajineras, que estaban inactivas, pero sobre todo ya se tiene el atractivo para los patos y los gansos", comentó.

El rescate se logró luego de que la delegación Tláhuac, la Secretaría del Medio Ambiente del DF y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México decidieron invertir en su recuperación, por lo que representa para las aves migratorias y para el beneficio de la población.

Además, hay un acuerdo entre las autoridades para que el mantenimiento lo realice la demarcación, con su presupuesto, y el Sistema de Aguas suministre todos los días el líquido para mantener el nivel del lago y esté activo.

En la zona se observó la llegada de patos, que suman cerca de 70 y pueden ser hasta 150, mientras que solo hay 50 gansos. El lago también es refugio de más de 50 patos mexicanos, que se dejan alimentar por los visitantes. Se distinguen de los canadienses porque son completamente blancos.

Asimismo se reactivaron las actividades turísticas, como remar en el lago, y se resguardaron cerca de 35 tortugas. "Los patos que llegan y las tortugas fueron resguardados, los rescatamos, luego fueron liberados", añadió.

Miguel Ángel Salazar, director del Bosque de Tláhuac, dijo que las tortugas esperaron un poco más porque el agua necesita oxigenación para poder subsistir.

Señaló que además el lago cuenta con una pista de hielo, una minimarquesa donde hay caballos, cuatrimotos, alberca y una granja, todo en 56 hectáreas.

Con la rehabilitación, el bosque abrirá de lunes a domingo de 6:00 a 18:00 horas, pues su horario de servicio era de martes a domingo.

El bosque es también hogar de 24 venados cola blanca, que son de los principales atractivos. Los visitantes pueden alimentarlos con supervisión de personal autorizado.

Otros de los animales que hay son un pavoreal, dos avestruces y un conejo muy peculiar llamado Cabeza de león, así como dos vacas, caballos, chivos y palomas.

"Hemos tenido en un solo día hasta 11 mil visitantes, que llegan a tomarse la foto; hay diferentes maneras de divertirse, hay un cine volador 3D con cuatro funciones diarias, el cual estará hasta el 6 de enero y es gratis", comentó.