Escenificación de 'La Llorona' pirata desata la violencia

Trabajadores de este sitio tuístico acusan a los de Fernando Celada de plagiar la obra de teatro; queman una trajinera.
Suspensión de actividades.
Suspensión de actividades. (Fanny Miranda)

Xochimilco

La puesta en escena de dos representaciones de La Leyenda de La Llorona confronta a dos embarcaderos de Xochimilco: el de Cuemanco, donde la obra se presenta desde hace 21 años, y el Fernando Celada, donde se realiza por primera vez.

Después de provocar caos vial y quemar una trajinera en un crucero del centro de la demarcación el pasado viernes, los de Cuemanco afirman que no permitirán que se ponga en escena otra Llorona pirata, ya que les ha costado inversiones sin ganancia durante años y posicionar la representación en los canales de Xochimilco.

Acusan que el aspirante de Morena a la jefatura delegacional, Avelino Méndez Rangel, ha echado a pelear a ambos grupos, al llevar la idea de La Llorona al embarcadero Fernando Celada, donde se presentaba la obra El regreso al Mictlán.

“El ex diputado federal Avelino Méndez está atrás de todo, así como José Carlos Acosta, ex director de Medio Ambiente y ex titular de Turismo de Xochimilco. Están plagiando nuestra pirámide en todos los conceptos, La Llorona, cómo se escenifica la producción; la están plagiando y lo tendremos que ver ya directamente en los tribunales”, advirtió Édgar Jiménez, presidente del Embarcadero de Cuemanco.

En un recorrido realizado por  la Laguna del Toro, MILENIO comprobó que la pirámide que funge como escenario de la segunda representación denominada La Llorona Cihuacóatl está tapizado de sellos de suspensión, y aun así el estreno se realizó este viernes.

Pero ayer, tras la firma de una minuta de acuerdo con los de Cuemanco, la delegación Xochimilco inició las acciones legales contra la producción de La Llorona Cihuacóatl, y por la mañana una diligencia de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, junto con funcionarios de la delegación, arribó a la Laguna del Toro.

“La intervención de la procuraduría se da por el quebrantamiento de sellos, lo que se pretende es suspender las actividades que no cuentan con una autorización para su desarrollo; entonces se hace necesaria la participación de la PGJDF”, dijo a MILENIO Valeria Parada, directora jurídica en Xochimilco.

Poco después  de la diligencia, José Carlos Acosta mostró a este diario que cuenta con la cesión de derechos de autor de la obra La leyenda de La Llorona Cihuacóatl, de Alejandro Martínez Linares. No obstante, reconoció que la delegación no le otorgó los permisos para presentar la puesta que estrenó hace dos días con el argumento de que hizo una solicitud extemporánea del servicio y su montaje no reúne los requisitos mínimos de seguridad, por lo que también lanzó acusaciones.

“Hay cerrazón del director jurídico, por lo que hemos tramitado un amparo ante el juzgado cuarto en materia administrativa. Seguimos en espera de la resolución del amparo, esperando que tampoco vaya a ser dilatorio y que no haya contubernio con la autoridad delegacional, puesto que el otro embarcadero de Cuemanco, ellos sí son clientela del director general de la Comisión de Recursos Naturales, Juan González”, sostuvo.

En tanto, los más afectados son los remeros, propietarios y demás prestadores de servicios del embarcadero Fernando Celada, quienes sostienen “que el sol sale para todos”.

“Creo que haciendo promoción a las dos obras todos tendríamos el pan. No sé por qué los de Cuemanco están insatisfechos, si su productor puede invertir en propaganda y tendrían la misma gente que nosotros, que apenas vamos a empezar”, dijo Manuel Castillo, propietario de trajineras en Fernando Celada.