No logra L5 del Metrobús reducir tiempo de viaje

Durante su primer día de operaciones Guillermo Calderón, director del servicio, reconoció que se registraron retrasos del servicio y sobrecupo en los convoyes, situación que podría mantenerse ...

Ciudad de México

Durante su primer día de operaciones la Línea 5 del Metrobús no pudo cumplir con uno de sus objetivos: reducir el tiempo de viaje hasta en 35 minutos de Río de los Remedios a San Lázaro ya que ese trayecto de 10 kilómetros se realizó en un promedio de 45 minutos.

También se observó que de las 7:00 a las 9:00 de la mañana y de la 13:00 a las 14:30 horas, los usuarios tuvieron que esperar hasta ocho minutos para poder abordar una unidad del Metrobús. "Van llenísimos, y no pasan como habían dicho, cada dos minutos, están pasando casa cinco u ocho minutos y a empujones tenemos que subirnos", indicó Rocío Velázquez, usuaria de la Línea 5.

Guillermo Calderón, director general del Metrobús, indico en entrevista con Milenio que, efectivamente, hubo retrasos e incluso sobrecupo, situación que se mantendrá durante tres semanas por el proceso de aprendizaje, adaptación y familiarización tanto de los usuarios como de los operadores.

Incluso, la asociación civil especialista en transporte 'El Poder del Consumidor', señaló que en varios recorridos realizados por sus especialistas en transporte ese comprobó que falta afinar la parte operativa, pues un recorrido completo en el tramo se hizo entre 40 y 50 minutos cuando debería tomar menos de 30.

"Queda pendiente afinar la parte operativa, pues a casi un mes de pruebas de operación fue notorio el insuficiente adiestramiento de los conductores, así mismo, prevalecen dificultades en las maniobras de retorno en la terminal Río de los Remedios situación que provocó que los tiempos de recorrido llegaran hasta 50 minutos cuando deben de ser de menos de 30", indicó la asociación civil.

Calderón también confirmó que se registraron algunas deficiencias en las frecuencias de paso de las unidades y en el tiempo de recorrido de cada estación, principalmente, porque los operado0res están adaptándose al tiempo de cierre de puertas.

"Estamos también operando con 22 de los 24 autobuses y también estamos en etapa de aprendizaje, los operadores están midiendo ya con usuarios, todas las pruebas habían sido de acercamientos y velocidad, pero ahora las condiciones cambiaron porque ya va el autobús lleno de personas entonces todo eso es una curva de aprendizaje y vamos a controlar ya, los intervalos de paso", indicó el director del Metrobús.

También señaló sobre la saturación de algunas estaciones, que cuando menos en siete de las 18 estaciones tenían previsto un flujo mayor de usuarios por lo que allí, durante tres meses habrá asistentes para dosificar el número de pasajeros que ingresan al convoy.

Las estaciones son 314, Río Consulado, Oriente 101, Vasco de Quiroga, El Coyol, San Lázaro y Talismán. La asociación 'El Poder del Consumidor' también señaló que el problema de la saturación se debe a una deficiencia en el número de unidades en operación, deberían prestar servicio al menos 40 para atender las demandas de 56 mil usuarios por día.

"De no contar con ese número de unidades, el servicio será permanentemente deficiente y lento", indicó.