Se manifestarán por pago de tierras para L12 del Metro

Representantes de 203 ejidatarios de Culhuacán insisten en que el gobierno capitalino les adeuda 25 millones de pesos por tierras donde se construyeron dos estaciones del Metro.
Ejidatarios de Culhuacán mantienen su reclamo al gobierno capitalino del pago de 25 millones de pesos por la expropiación de tierras para la construcción de la Línea 12 del Metro.
Ejidatarios de Culhuacán mantienen su reclamo al gobierno capitalino del pago de 25 millones de pesos por la expropiación de tierras para la construcción de la Línea 12 del Metro. (Tomada de Facebook)

Ciudad de México

Al no obtener respuestas sobre un supuesto adeudo de 25 millones de pesos que tiene el Gobierno del Distrito Federal con ejidatarios por la expropiación de tierras para la construcción de la Línea 12 del Metro, representantes de 203 ejidatarios de Culhuacán anunciaron que realizarán una clausura simbólica de esta obra para conseguir la liquidación del pago.

En conferencia de prensa, Ernesto Fernández, representante legal de los inconformes, dijo que a partir del viernes se realizaran actos pacíficos para la exigencia de la indemnización de la expropiación de las tierras en donde se construyeron dos estaciones de la Línea Dorada -Culhuacán y Tomatlán- y que al no haber recibido el dinero, continúan como propiedad privada, de acuerdo con su argumentación jurídica.

“Si no tuviéramos respuesta, nos manifestaremos de forma pacífica sobre banquetas obsequiando rosas y sensibilizando sobre la problemática, también extendiendo lonas con las peticiones en cada semáforo en luz roja y retirándonos a la presencia del verde, en el GDF, la Asamblea Legislativa y la Cámara de Diputados”, mencionó Fernández.

“No afectaremos el tráfico ni realizaremos cierres, ni bloqueos, no se puede reclamar una afectación generando otra a los demás.

“Realizaremos hasta clausuras simbólicas sobre las columnas del Metro de la Línea 12 que se encuentran sobre nuestras tierras hasta encontrar una solución a nuestra problemática”.

Acompañado de al menos una docena de ejidatarios, en su mayoría personas de la tercera edad, Fernández destacó que se tiene una obligación administrativa que dictó la Sedatu y el Fifonafe, lo cual se reconoció, pero no se cumplió.

De acuerdo con documentación que presentaron, el 25 de septiembre de 2012 el entonces director del Metro, Francisco Bojórquez, le recordó a la Secretaría de Finanzas que se encontraba pendiente el pago de los 25 millones de pesos.

El pago fue aprobado en la tercera sesión ordinaria del Consejo de Administración del STC para otorgar "un apoyo económico por concepto de impacto por mitigación de obra"; sin embargo, los recursos no fueron entregados.

Los ejidatarios sustentan su dicho en los oficios SEDUVI/DGAJ/DNAJ/1424/2014 y SEDUVI/DGAU/DCR/26826/2014, de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, en los que se informa que no hay registro del pago.

Asimismo, argumentaron que de acuerdo con el artículo 27 constitucional, las expropiaciones solo pueden hacerse por causas de utilidad pública, pero que necesariamente deben llevar una indemnización, de lo contrario, las tierras continúan siendo propiedad privada.

Representantes de los ejidatarios informaron que las tierras pueden tener un valor de al menos 48 millones de pesos; sin embargo, solo solicitan 25 millones, para “generar un ahorro al erario público”, y que se puedan entregar los recursos lo más rápido posible, ya que los beneficiarios, en su mayoría, tienen entre 70 y 90 años de edad.

Fernández agregó que trabajarán con la Comisión Investigadora de la Línea 12 de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.