L12, monumento a la corrupción: PRI-DF

El dirigente del PRI en la Ciudad de México, Mauricio López, aseguró que aunque los perredistas hicieron cosas buenas, en 17 años se “echaron a perder”. 
Mauricio López Velázquez busca ocupar el cargo que ostentaba Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.
Mauricio López Velázquez, dirigente del PRI-DF (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El dirigente del PRI en el Distrito Federal, Mauricio López, calificó a la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro como “el monumento a la ineficiencia y la corrupción”.

 López  aseguró que los habitantes del sur de la ciudad exigen respuestas concretas por las fallas en la construcción de la “Línea dorada”, esto durante su primera gira de trabajo, el priísta se reunió con militantes y dirigentes de sectores y organizaciones del PRI en la delegación Tláhuac.

Luego de advertir que esa millonaria inversión que pagaron los contribuyentes no puede quedar impune, el presidente del del PRI local afirmó “a los amarillos se les acabó la honradez y la capacidad, porque en 17 años de presencia en el gobierno de la ciudad, se echaron a perder, aunque hicieron cosas buenas”.

Llamó a consolidar una estructura seccional, a revisar sin simulación esos liderazgos, y elaborar una agenda, una plataforma que dé respuesta a los problemas cotidianos de los ciudadanos, como son la falta de agua, de vivienda, servicios de salud y de seguridad.

López enfatizó que la unidad del partido es una exigencia de sus militantes y ciudadanos, por lo que, dijo: “Los priístas trabajan por un cambio de rumbo para transformar la ciudad” y  exhortó a los dirigentes y militantes del PRI a sumar esfuerzos y terminar con “estériles confrontaciones”.

 

Ante integrantes de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos del DF, reunidos en la delegación Milpa Alta,  el priísta señaló que “la tierra es de quien la trabaja y los programas de quienes lo necesitan, y por el bien del campo de la Ciudad de México tenemos que resolver los problemas de ese sector con propuestas de política pública viable".

“Los campesinos requieren apoyos sustanciales, no migajas clientelares por parte del PRD. Al parecer las autoridades del gobierno de la ciudad se han olvidado del campo o no le han encontrado la cuadratura al círculo”, aseveró.

En su primera gira de trabajo como presidente del PRI capitalino, enfatizó que este año el presidente Enrique Peña Nieto impulsará una reforma profunda al campo, que permitirá hacerlo más justo, productivo, rentable; que genere competitividad y estabilidad.

Alertó a los ciudadanos a no dejarse engañar por quienes promueven movilizaciones con el falso argumento de que la reforma energética afecta los derechos de propiedad de los campesinos. Refirió que “se ha creado con la reforma, una acción muy concreta para garantizar que el beneficio de la extracción del gas y del petróleo sea para los propietarios rurales. Que no provoquen, que no lucren, que no engañen a los ciudadanos”.