Ex oficial mayor en la ALDF presenta pruebas de defensa

Josué Ramos reconoció que su voz se escucha en un video difundido, en el que se le acusa de enriquecimiento ilícito, pero con ello se busca acusarlo sin fundamento y destruir su prestigio.
Josué Ramos, quien fue separado como oficial mayor de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, acudió a ese órgano legislativo a presentar pruebas en su defensa.
Josué Ramos, quien fue separado como oficial mayor de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, acudió a ese órgano legislativo a presentar pruebas en su defensa. (Ilich Valdez)

Ciudad de México

Josué Ramos, ex oficial mayor de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, regresó al órgano legislativo…para presentar pruebas a su favor, luego de que el martes fue separado de su cargo tras difundirse un video con audios en los que se le acusa de enriquecimiento ilícito y de tener como escolta a un presunto sicario.

“Sí es mi voz, cuando se castiga a una persona en base a una grabación ilegal, nadie está a salvo, fue un tema construido y se va a aclarar ante las autoridades competentes…y jamás seré un factor de inestabilidad en el proyecto político”.

Ramos reconoció que es su voz en el video difundido por el grupo de hackers anonymous, y aseguró que la persona que es su escolta, Rey Adolfo Terán Estrada, cuenta con los permisos federales para portación de arma de fuego y fue contratado para su servicio a la empresa Previniendo SC.

Mencionó que tiene vigente su permiso de la Secretaría de la Defensa Nacional y no tiene antecedentes penales para estar a su servicio.

También aseguró que las casas que posee son producto de 21 años de servicio profesional y está en su declaración patrimonial, la cual dejó en la ALDF.

Anunció que presentará dos denuncias ante la Procuraduría General de la República, por la grabación de sus llamadas, y ante la Procuraduría General de Justicia del DF, por los hechos que resulten, además de la Contraloría para hacer las investigaciones necesarias.

Luego de tener una reunión con el presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, Manuel Granados, por cerca de 15 minutos, dijo que entregó una carpeta en la que se acreditan los elementos de prueba de su escolta y de su situación económica.

“Repruebo categóricamente que se estén violando los derechos personales e individuales de la gente que intentamos hacer bien las cosas en nuestro trabajo y que con grabaciones ilegales entre particulares se pretenda desvirtuar las cosas y acusar sin ningún fundamento, y destruir el prestigio de las personas”.

Se declaró inocente ante los señalamientos en redes sociales que lo vinculan con el crimen organizado y advierten de su presunto enriquecimiento ilícito, pues aseguró que después de ser nombrado oficial mayor, no ha adquirido bien alguno.

Dijo que su regreso responde a una decisión de los diferentes grupos parlamentarios en la ALDF, pero él está a sus órdenes.

El presidente de la Comisión de Gobierno señaló que hay una encargada de despacho, que anteriormente fungía como su secretaria particular, Mayra Rivera.

“Estaremos pendientes hasta que todos los grupos parlamentarios tomen una decisión...en la medida que la ALDF salga sólida será un beneficio para todos los grupos parlamentarios”, expuso.